La delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira, ha informado sobre el inicio de las campañas de prevención contra los robos de cable de cobre y aceitunas, y ha informado que desde el inicio de la recogida de aceitunas, a principios de mes, se han denunciado once infracciones penales que han supuesto la desaparición de 5.700 kilos de olivas.

Pereira ha señalado que desde que se pusieron en marcha las campañas de vigilancia de olivares, caminos, carreteras, junto a almazaras y puntos de venta, se inició "una lucha en varios frentes" que ha logrado disminuir este tipo de infracciones de robos y hurtos.

La delegada ha presentado estas campañas de prevención, en las que participan Guardia Civil y Policía Nacional en una tarde en la que ha mantenido una primera reunión con todos los implicados en la campaña de la aceituna, para analizar el comienzo de la misma y estudiar posibles actuaciones de cara a la prevención de los robos de este producto, así como su posterior receptación y venta.

En esta reunión han participado, junto a Carmen Pereira, los subdelegados de Cáceres y Badajoz; representantes de la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura (Fempex); responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE); representantes de las organizaciones agrarias con representación en la región; un miembro de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural, alcaldes o representantes de las comarcas dedicadas a la aceituna.

Posteriormente, la delegada del Gobierno en la comunidad extremeña ha mantenido otra reunión con representantes de Telefónica y Endesa para analizar actuaciones que eviten el robo de cables de cobre en la región, en la que también participan los dos subdelegados y responsables de las FCSE.

Robos de aceitunas

Sobre el operativo para prevenir y luchar contra los robos de aceitunas, Carmen Pereira ha explicado que los FCSE "intensificarán" su presencia en las zonas olivareras de la región como Tierra de Barros, La Serena o Gata y Hurdes.

Esta vigilancia se llevará a cabo por un operativo de la Guardia Civil con agentes de uniforme y de paisano, que vigilarán las más de 26.000 hectáreas de olivares de la región, además de llevar a cabo inspecciones de vehículos en carreteras, caminos y vías de comunicación con Portugal.

El operativo de prevención incluye la cooperación con otros cuerpos de seguridad como la Policía Local y los vigilantes de campos; una colaboración en la que también participan los propios agricultores y responsables de plantas transformadoras y cooperativas.

Pereira ha explicado que la lucha contra el robo de aceitunas se lleva también a cabo en la inspección de las almazaras, plantas transformadoras y puntos de venta, actividad en la que colabora la Policía Nacional.

En este sentido ha destacado que se "exige" que todo el transporte del producto olivarero se haga con "la documentación legal preceptiva" sobre cantidad de olivas transportada y comprada o lugar de procedencia, para así poder llevar un control de la producción y poder "justificar origen y legalidad" de las aceitunas.

Finalmente, Carmen Pereira ha recomendado a los productores "no abandonar" la mercancía sin vigilancia para "no dar facilidades a los delincuentes".

Gracias a estos operativos se ha logrado disminuir el número de infracciones penales cometidas por robos y hurtos de aceitunas y la cantidad de producto robado. De forma que en la campaña de 2007-2008 se saldó con 157 infracciones; 117 detenidos y más de 280.000 kilos de olivas desaparecidos con un valor de 140.775 euros, de los que se recuperaron 35.881 kilogramos.

De este número de incidencias se ha pasado a la pasada compaña de 2009-2010 con 67 infracciones; 72 detenidos y 101.257 kilogramos desaparecidos de los que se logró recuperar 17.257.

Robos de cobre

En cuanto a los robos de cable de cobre, la delegada del Gobierno en Extremadura ha explicado que su incidencia depende del valor del producto en el mercado en cada momento, y que entre enero y septiembre de este año se han producido en al región un total de 159 casos, de los que la Benemérita ha registrado un total de 130 robos o hurtos de este material, junto a 29 denuncias presentadas ante la Policía Nacional, 88 casos más que en el mismo periodo de 2009.

Pereira ha explicado que para luchar contra este tipo de robos se ha puesto en marcha un operativo dentro del Plan Nacional de Seguridad, que incluye la identificación de lugares donde puede haber cable de cobre como tendido eléctrico y telefónico; lugares donde se puede almacenar y plantas de energía renovable.

Asimismo, se intensifica la vigilancia e inspección de lugares que pueden ser usados como depósitos de este material sustraído como chatarrerías y fundiciones, con registros "periódicos" por parte de patrullas de seguridad ciudadana de las FCSE y del Seprona, una lucha en la que la delegada ha pedido la colaboración de los consistorios y las juntas locales de seguridad.

Sobre estos robos la delegada ha señalado que su importancia deriva no sólo del daño que causan a las empresas, sino porque también pueden suponer que los usuarios se queden sin suministro de luz o teléfono.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.