El nuevo cementerio de Comillas, ubicado en la zona conocida como el Paraje de Guerra y con una capacidad cercana a los 800 enterramientos, cubrirá las necesidades del municipio para los próximos 25 años.

Se trata de un cementerio "monumental, artístico, atractivo y romántico", según ha destacado la alcaldesa de la villa, María Teresa Noceda, durante la inauguración, a la que ha asistido el presidente regional, Miguel Ángel Revilla.

El nuevo cementerio municipal de Comillas ha supuesto una inversión superior a los 2,3 millones de euros, de los cuales, el Gobierno ha aportado 353.000, a través de la Dirección General de Administración Local.

Revilla ha felicitado a los vecinos del municipio por esta nueva instalación, que supone para la villa un "plus" de calidad por el servicio que va a prestar a los ciudadanos y por el lugar "único" en el que se encuentra, paralelo al mar Cantábrico y bajo la antigua Universidad Pontificia. "Pocos lugares en el mundo tienen un cementerio con estas vistas", ha señalado.

Asimismo, se ha referido a la importancia de los cementerios para los pueblos, que no siempre disponen de espacio o lugares adecuados para ubicarlos. "Por desgracia, no hay cosa más utilizada que los cementerios y los hospitales. Todos tenemos que pasar alguna vez por ellos, es ley de vida", ha dicho.

Por último, ha señalado que es la primera vez que inaugura un cementerio y ha deseado que cubra las necesidades de Comillas por un largo periodo de tiempo.

En el acto inaugural, el presidente ha estado acompañado por la alcaldesa, así como por el director general de Administración Local, Joaquín Ruiz; representantes de la Corporación local y el gerente de Funerarias Torrelavega, la empresa gestora del recinto.

María Teresa Noceda ha subrayado la importancia de este día para los comillanos y ha recordado el esfuerzo que ha supuesto su construcción, con una inversión municipal cercana a los 2 millones de euros. Según ha explicado, la intención era combinar "modernidad y tradición" en un espacio cercano al cementerio original.

Además, Noceda se ha mostrado "orgullosa" del resultado final de los trabajos y ha felicitado a los arquitectos encargados de la redacción del proyecto, Eduardo Ruiz de la Riva, Eduardo Cabanas y Pedro Fernández.

Finalmente, Joaquín Ruiz ha afirmado que la instalación es un "ejemplo de colaboración" entre el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Comillas, y ha resaltado los beneficios que el Fondo de Cooperación Municipal, que no sufrirá recortes en 2011 a pesar de la crisis, está deparando para los municipios cántabros con actuaciones como ésta.

Tras la bendición por parte del párroco local, don Antonio, el Presidente y la alcaldesa han descubierto una placa conmemorativa y posteriormente han recorrido las instalaciones. CARACTERÍSTICAS

El nuevo cementerio se encuentra en una parcela de grandes dimensiones y ocupa una superficie de 2.465 metros cuadrados, mientras que el edificio de servicios consta de 365 metros cuadrados.

El espacio se distribuye en torno a dos ejes ortogonales. En el primero, paralelo a la costa, se sitúan los espacios y servicios exteriores, y en el segundo, perpendicular al mar, se ubican los diferentes espacios que componen el cementerio.

El edificio de servicios se compone de tres cuerpos, donde se encuentran, correlativamente, la sala de oraciones, el almacén y, por último, el tanatorio y el área administrativa.

El área de enterramientos está ordenada a partir de un espacio central destinado al responso. En cuanto al recinto de nichos y columbarios, éstos se disponen en cuatro y siete alturas, respectivamente, alrededor de un patio claustral, mientras que las fosas-panteones se distribuyen sobre una pradera y un osario.

La capacidad de enterramiento del cementerio es de 792 enterramientos, distribuidos en 240 nichos, 308 columbarios, 60 en diez fosas panteón, 48 en dieciséis fosas sepultura de tres niveles y 136 en treinta y cuatro fosas sepultura de cuatro niveles.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.