El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, ha pedido a la Junta que en los presupuestos para 2011 "priorice las ayudas, subvenciones o incentivos a las empresas, condicionándolos siempre a la creación de empleo y a que sean reintegrables".

En una nota, Carbonero durante su intervención en el Consejo Confederal de CCOO-A, ha analizado la capacidad de los presupuestos andaluces de 2011 para permitir el desarrollo de algunas medidas contenidas en el VII Acuerdo de Concertación Social, de forma que ha anunciado que será "exigente para que los presupuestos garanticen las políticas sociales, como educación, dependencia, sanidad, salario social".

Ha solicitado de igual manera "dar impulso a la tramitación y al diseño de proyectos estratégicos de interés para Andalucía" y "garantizar más recursos económicos que contribuyan a solucionar los problemas de empresas viables". Carbonero abogó por "dar cumplimiento al VII Acuerdo desde el convencimiento absoluto de que en estos momentos la Concertación no tiene alternativa y es la mejor herramienta para influir a favor de los intereses de los trabajadores".

Por otra parte, en su informe ha demandado a la Junta de Andalucía que "corrija a través de la negociación el decreto de reordenación del sector público desde la perspectiva de un mejor gobierno del mismo y para ganar en eficacia y eficiencia con el fin de dar mejores servicios a los ciudadanos sin que tenga que ser a costa de la pérdida de derechos de los trabajadores".

El Consejo de CCOO de Andalucía ha aprobado por unanimidad y sin ningún voto en contra el informe del secretario general, Francisco Carbonero, quien ha calificado la huelga general del 29-S como "éxito" y ha situado el trabajo de la organización a partir de ahora en "gestionar ese éxito".

Para ello, apuesta por una campaña "a la ofensiva" que permita "popularizar nuestras propuestas" en los centros de trabajo e impulsar un "fuerte proceso de movilización sostenido en el tiempo", que culminará el 15 de diciembre, que "haga retroceder al gobierno en sus políticas".

Además ha colocado la negociación colectiva y el desarrollo del VII Acuerdo de Concertación como "prioridades" del sindicato en los próximos meses, al tiempo que ha reclamado que los presupuestos para Andalucía de 2011 estén orientados a políticas que "generen empleo, que avancen hacia un nuevo modelo productivo y que aumenten la protección social de las personas".

Carbonero se ha mostrado muy crítico con el desarrollo del VII Acuerdo de Concertación Social, cuya discontinuidad "ha sido motivada en ocasiones por los cambios de gobierno o la pasividad del mismo y en otras por falta de interés de la patronal", provocando que "un instrumento útil para favorecer la salida de la crisis no se haya desarrollado como nos hubiera gustado". "Tan sólo nuestras reiteradas denuncias hacia esa falta de brío le han hecho reaccionar en los últimos meses para concretar los planes del Proteja y de Internacionalización de la economía", aseveró.

Así, en su informe ha establecido dos premisas para la Concertación, esto es, "exigir un mayor compromiso de los máximos responsables del gobierno comenzando por el presidente, y priorizar las medidas que tienen más impacto en la recuperación económica, la generación de empleo y la protección social, para que se vean plasmadas en los Presupuestos de la Junta de Andalucía para 2011".

Entre estas últimas, Carbonero considera "necesarios" el desarrollo del Plan Concertado de Vivienda y Suelo y el de Infraestructuras, así como la "corrección" del Plan Industrial y el de Agroindustria de Andalucía.

También considera "urgente" abordar en el seno de la Concertación "los cambios imprescindibles para reforzar el Servicio Andaluz de Empleo y el rediseño de las Políticas Activas de Empleo para dar una respuesta más eficiente a las necesidades de los desempleados en Andalucía". De igual forma, indica que CCOO "peleará en Andalucía para que no autorice a las empresas privadas para realizar la intermediación laboral".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.