El ex ministro de Trabajo y ex portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, ha confesado este miércoles que siente "una gran tristeza" por todo lo que está sucediendo en la Comunitat Valenciana, en referencia a los presuntos casos de corrupción y a la situación de su partido en aquella región.

"Simplemente, es que no me gusta, como imagino que a nadie, la situación que nos acompaña", ha declarado Zaplana, sin querer entrar en nombres o en los casos que salpican al PP en esa comunidad autónoma.

Zaplana, que ahora trabaja en Telefónica y lleva tres años apartado de la política activa, ha hecho estas manifestaciones en el almuerzo-coloquio que ha organizado la Fundación empresarial Nexo, que le ha otorgado el premio 'Mejor Ministro de Trabajo de los últimos 10 años'.

Al acto han acudido numerosos diputados que formaron parte del área de dirección del Grupo Popular en el Congreso durante la pasada legislatura, como Vicente Martínez-Pujalte, Macarena Montesinos o Susana Camarero. También estaban presentes los diputados Sebastián González, Miguel Ángel Barranchina, Carlos Aragonés, el ex alcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano o el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasketty.

Aunque al recibir el galardón, Zaplana ha declarado —dirigiéndose a los periodistas— que no intención de hacer valoraciones de calado sobre la actualidad política, nada más comenzar el coloquio, se le ha preguntado qué piensa sobre lo que está ocurriendo en la Comunidad Valenciana.

"No quiero entrar en valoraciones demasiado profundas y, por no dejar de responder, decir que siento, como cualquiera puede entender, una gran tristeza por la situación que se está recogiendo en los medios de comunicación y que todos conocemos", ha enfatizado.

Zaplana, que fue presidente de la Generalitat, ha dicho que la Comunitat Valenciana es una autonomía "puntera" que "siempre" ha estado en "la vanguardia" y ha añadido que en los momentos de crisis actual "desearía" que "las imágenes que de allí nos acompañan, no fueran esas".

"para qué vamos a ser hipócritas"

El ex ministro ha asegurado que es "la hora de la política con mayúsculas, la hora de los políticos y la hora de los liderazgos". "Me quedo muy en la superficie", ha dicho, para añadir que sólo quería decir que "no le gusta" la situación actual que se vive en la Comunidad Valenciana.

"Ni identifico responsables, ni ahondo en las causas ni en las razones, ni en las consecuencias, sino simplemente, que no me gusta, como imagino que a nadie, la situación que nos acompaña", ha reiterado el ex dirigente del PP.

Al ser preguntado qué haría él en este momento si fuera presidente de la Generalitat y qué consejo daría a Francisco Camps, Zaplana ha indicado que él no está "en las mejores condiciones de darle un consejo". "Para que vamos a ser hipócritas", ha enfatizado, dejando entrever que no mantiene una buena relación con Camps.

Consulta aquí más noticias de Valencia.