El portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, ha insistido este miércoles en que el decreto del carbón es "perjudicial para los intereses gallegos" y "absolutamente inaceptable", por lo que ha demandado que se le dé "marcha atrás". Igualmente, ha acusado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de querer "ocultar una realidad que es inocultable".

En declaraciones a los medios durante su visita al ayuntamiento pontevedrés de Salceda de Caselas, Vázquez se ha referido a la reunión del comité de seguimiento del decreto y ha asegurado que no le extraña "que se aplace una comisión que no va a resolver" el "problema de fondo" y que, a su juicio, es que las centrales térmicas gallegas "dejarán de producir para que se produzca en otro lugar del Estado".

Así, sobre el hecho de que Zapatero haya señalado que las centrales de Galicia no se verán amenazadas, ha afirmado que el decreto "se hizo para primar los intereses de la minería en otras partes del Estado". "Que nosotros no cuestionamos", ha matizado, pero ha añadido que esto se hace "a costa de los intereses" gallegos.

"El señor Rodríguez Zapatero trata de ocultar una realidad que es inocultable", ha asegurado, puesto que "las cosas están encima de la mesa" y "la propia Comisión de la Energía así lo asevera", apunta.

Mayor intensidad

"A ese decreto hay que darle marcha atrás", ha subrayado, para afirmar que el BNG también le sigue demandando a la Xunta "más que simples reclamaciones y recursos judiciales, una actitud más intensa desde el punto de vista político" para garantizar la actividad de las centrales gallegas así como el mantenimiento del empleo.

Finalmente, Vázquez ha afirmado que el decreto "fue posible que se publicara en esos términos porque el Gobierno central así lo quiso", si bien ha añadido que la abstención del PP en el Congreso y el no presentar alegaciones la Xunta "permitió que se hiciese con esta facilidad".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.