El secretario general de CC.OO. de Cantabria, Vicente Arce, ha pedido al presidente del Banco Santander, Emilio Botín, que se preocupe "más" de los trabajadores y "menos" del dinero, después de que el banquero cántabro haya lamentado que la reforma laboral no haya sido "más ambiciosa".

Para Arce, las recetas que Botín expuso en su intervención en el Congreso Nacional de la Empresa Familiar son "siempre las mismas", y ahondan en "cómo ganar más dinero haciendo que otros paguen los platos rotos".

En un comunicado, el dirigente de CC.OO. ha replicado a Botín que "él, al igual que el resto de los principales actores del sistema financiero, tiene mucho que ver con la actual crisis económica, a diferencia de los trabajadores, que no son culpables de nada, pero a los que una vez más quiere hacer paganos de esta situación pidiendo a gritos que recorten sus derechos".

En su opinión, los poderes económicos están poniendo en práctica una estrategia de "cobertura" hacia el Gobierno de España para que "no rectifique ni una coma la reforma laboral, así como otras reformas relacionadas con las pensiones, la negociación colectiva o las prestaciones por desempleo".

Por otro lado, Arce ha afirmado que el presidente del Santander "podía haber sido un poco más prudente" en relación a los derechos de los trabajadores, "especialmente" este martes, "pocas horas después de que una joven empleada suya resultara muerta de un disparo en el cuello durante un atraco en una sucursal de Cambrils".

En este sentido, el secretario general de CC.OO. en Cantabria ha recordado una sentencia del Tribunal Supremo, ganada por el sindicato, "que obliga a las empresas a proteger bien a sus trabajadores, evitando en lo posible los riesgos derivados de los atracos, y evaluándolos cuando sea imposible eliminarlos".

"Esta sentencia deja claro que más importante que proteger el dinero, es proteger a las personas sometidas al riesgo previsible de atraco", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.