El alcalde de Córdoba, Andrés Ocaña (IU), ha calificado de "paradójica y extemporánea" la iniciativa del Cabildo Catedral, entidad fundadora de CajaSur, al pedir al Banco de España ser oído en el proceso de transmisión de los activos de la entidad a BBK.

En declaraciones a los periodistas, el alcalde ha respondido así después de que el Cabildo haya pedido al Banco de España que suspenda la asamblea de la entidad financiera prevista para el 23 de noviembre y en la que está previsto que se apruebe la cesión de activos y pasivos a BBK, la nueva propietaria de la caja cordobesa.

El Cabildo reclama, al menos, 20 millones de patrimonio de CajaSur, que en su opinión, corresponde al excedente entre los fondos propios y sus pérdidas a fecha del pasado mayo, cuando fue intervenida.

Para Ocaña, se trata de "una iniciativa un poco extemporánea, sobre todo descuadrada en el tiempo, ya que todos entendíamos que la decisión tomada en su momento por los representantes del Cabildo cerraba una etapa".

En su opinión, no deja de ser una situación "un poco paradójica después de cómo se han ido sucediendo los hechos", por lo que considera que es "un poco inexplicable por la distancia en el tiempo, por la extemporaneidad y porque la mejor manera de que la Iglesia defienda sus derechos históricos con CajaSur hubiera sido apoyar un proceso y unas negociaciones de fusión con Unicaja porque en el preacuerdo apoyado por ambas entidades se garantizaba la pervivencia de los derechos de la Iglesia en CajaSur".

No obstante, el alcalde cree que hay que respetar que el Cabildo adopte esta medida "desde el derecho que puede tener de reclamar lo que entienden que le corresponde".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.