El comité de empresa de la Diputación Provincial se ha encerrado en la Institución provincial para mostrar su rechazo por el cierre de la residencia Sor María de Jesús de Ágreda, según señaló el presidente, Ildefonso Núñez, quien recalcó que el encierro tiene carácter indefinido.

Además, el comité, ante la incertidumbre de los 40 puestos de trabajo de la residencia de ancianos, insta al resto de empleados de las residencias públicas a que realicen concentraciones diarias de cinco minutos de protesta y luzcan brazaletes negros "por la pérdida de empleos públicos" en la provincia.

Núñez exigió al presidente de la Diputación, Antonio Pardo, información sobre el traslado de los ancianos a la otra residencia de Ágreda, la Virgen de los Milagros, y explicaciones sobre los 40 puestos de trabajo, ya que considera que todo ello se está realizando en secreto para impedir movilizaciones, "con gran oscurantismo".

La Diputación de Soria comunicó a los residentes que la Sor María de Jesús será cerrada para llevar a cabo una rehabilitación, aunque el comité de empresa sospecha de que el cierre supondrá el fin del carácter público, ya que creen que será privatizada o concesionada. Este domingo, la plataforma en defensa de la residencia realizará una marcha desde Ágreda hasta Soria dentro del calendario de movilizaciones.

Consulta aquí más noticias de Soria.