La consejera de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones, Laura Alba, ha visitado esta mañana las obras de la Autovía del Pirineo a su paso por Navarra, con motivo del cale (unión entre dos frentes de excavación) de uno de los tubos del túnel de Yesa.

En su visita, la consejera ha destacado el buen cumplimiento del programa de obra para conseguir el objetivo de poner completamente en servicio, para diciembre de 2011, la Autovía del Pirineo a su paso por Navarra, ya que el mayor impedimento para el cumplimiento de fechas lo constituye la excavación de los túneles.

Asimismo, la consejera ha hecho mención al gran impacto económico que supone la ejecución de estas obras, "que, junto con el resto de actuaciones que el Gobierno de Navarra está llevando a cabo en distintos puntos de la red de carreteras de Navarra, suman una inversión de más de 300 millones de euros en infraestructuras viarias en Navarra a través del Plan Navarra 2012. Una inversión con efectos directos en la creación de empleo, que es el principal objetivo del Gobierno de Navarra en estos momentos".

El túnel de Yesa, que salva el paso de la Sierra de Leyre, se compone de dos tubos unidireccionales paralelos de 1.585 m de longitud cada uno. Una vez finalizados será el túnel de autovía más largo de Navarra. La ejecución de los túneles se inició el 6 de mayo por el lado de Pamplona y el 21 de junio por el lado de Jaca y, desde entonces, se ha estado trabajando en ellos las 24 horas del día, en turnos de 8 horas (excepto sábados tarde y domingos).

Su ejecución se está realizando mediante el nuevo método austriaco, en el que la excavación se realiza mediante voladuras con explosiones, y el sostenimiento mediante la aplicación de bulones, hormigón proyectado y cerchas metálicas.

El método tiene dos fases: una primera en la que se realiza la excavación de la zona superior, y una segunda en la que, después de terminada la fase de calado, se excava el terreno que quede debajo hasta la cota del túnel. En el caso del túnel de Yesa se ha mantenido un rendimiento medio de 2,5 - 3 voladuras/día por tubo, lo que ha supuesto un avance medio en cada uno de los tubos de entre 6 y 11 metros/día. La previsión es que el segundo tubo se cale a mediados del mes de diciembre.

Los dos túneles estarán comunicados por galerías de emergencia cada 400m, una de las cuales permitirá el paso de vehículos.

Asimismo, se les dotará de las instalaciones necesarias para garantizar su seguridad, entre ellas alumbrado, ventilación, detección automática de incendios y puntos de emergencia cada 150 m. Todas ellas estarán comunicadas con los dos centros de control técnico, situados en las bocas del túnel, con el centro de conservación y explotación de la sociedad concesionaria, que se ubicará en el enlace de Liédena oeste, y con el Centro de Conservación del Gobierno de Navarra en Pamplona.

TRAMOS 4 Y 5

De la autovía del pirineo

Los tramos 4 y 5 de la Autovía del Pirineo que actualmente se encuentran en fase de ejecución, tienen una longitud de 16,6 kms de longitud, y son los de mayor complejidad de esta infraestructura a su paso por Navarra, ya que contemplan la construcción de 2 túneles, un falso túnel, y 3 importantes viaductos (uno de ellos sobre el río Irati, y los otros dos que cruzarán la futura ampliación del pantano de Yesa).

El Gobierno de Navarra adjudicó en julio de 2009 la ejecución de estos dos tramos, mediante el sistema de concesión de peaje sombra, a la UTE formada por Iridium Concesiones de Infraestructuras S.A., Construcciones Mariezcurrena S.L. y Construcciones Luciano Elcarte S.L., UTE que también se encargará de la conservación de la totalidad de la vía a su paso por Navarra. El importe de inversión en obra nueva es de 222.085.119 euros.

Consulta aquí más noticias de Navarra.