El conseller de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalitat de Catalunya, Joan Manuel Tresserras ha asegurado que "no reconoce la legitimidad" de la resolución dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) sobre los reglamentos del uso del catalán en el Ayuntamiento de Barcelona y la Diputación de Lleida, y ha dicho que la ve "inaceptable".

"Cuando la justicia no hace justicia tenemos derecho a discrepar", ha afirmado el conseller, que cree que la resolución de suspender de manera cautelar hasta 21 artículos de los dos reglamentos, obedece a "razones políticas" y surge directamente de la sentencia sobre el Estatuto dictada por el Tribunal Constitucional (TC), una sentencia "profundamente injusta".

Tresserras ha manifestado que "no reconoce la legitimidad" de estas sentencias porqué se basan en una ley de inicio y una forma de inicio "inaceptables".

"Es evidente que hay a quién le conviene y quién vivió con alegría la sentencia del TC", ha declarado, "en consecuencia estas formaciones políticas utilizarán esto como instrumento para sacar adelante su política".

El conseller ha recordado que se está hablando de una toma de posición política que se empara en una cierta interpretación del marco legal, y una sentencia política que ubica la lengua catalana en una posición y rango diferente de la castellana. "Nuestra posición es que la lengua catalana tiene el mismo valor que cualquier otra del mundo, independientemente de que sea una lengua estado o no", ha dicho.

Y es que "el valor de la lengua no es una cuestión política sino que tiene que ver con su historia y naturaleza y en el caso del catalán es una de las lenguas más relevantes del mundo", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Girona.