La Caja Rural de Soria, sin embargo, según De la Lastra, ha aguantado "el tirón" de la crisis económica y espera situarse en los próximos meses en beneficios, en torno a los 5 millones de euros, especialmente por la subida de los tipos de interés y la expansión del negocio, con la apertura de dos nuevas oficinas en Logroño y en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz.

Además, la merma en los beneficios también se produjo por las provisiones ordenadas por el Banco de España cuyo montante rondaría el millón de euros.

Caja Rural se ha convertido en la entidad financiera que más créditos concede en la provincia de Soria, con 37 millones en el tercer trimestre de este año, mientras su índice de morosidad se ha situado en el 1,94 por ciento, casi 3,5 puntos mejor que el de la media de la banca española, según De la Lastra.

El ratio de cobertura de activos dudosos es del 152,55 por ciento, igualmente muy por encima de la media nacional.

En el capítulo de socios, éstos han aumentado considerablemente un 10,39 por ciento, mientras las inversiones también se han incrementado casi hasta el 6 por ciento.

El director general también destacó que Caja Rural de Soria tiene 16 oficinas fuera de los límites provinciales y pronostica que la situación "no será buena" en los próximos años para las entidades financieras por la subida de los tipos de interés.

Consulta aquí más noticias de Soria.