La ciudad de Santiago dispondrá con motivo de la visita del Papa el 6 de noviembre, en la que se prevén unas 200.000 visitas— de tres grandes zonas de aparcamiento con unas 10.000 plazas para vehículos particulares y de espacio para unos 2.000 autobuses —unas 100.000 personas—, mientras que Renfe habilitará cinco trenes especiales desde Ourense y reforzará la línea A Coruña-Vigo para dar cobertura a unas 11.000 personas.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el alcalde compostelano, Xosé Sánchez Bugallo, tras la reunión de coordinación operativa con motivo de la visita de Benedicto XVI, en la que participaron el delegado del Gobierno, Antón Louro; el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda; y el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, entre otras autoridades y representantes de los cuerpos y fuerzas de seguridad.

Bugallo ha avanzado que habrá tres "amplias zonas" para estacionar coches: en el campus Sur, en el área de Santa Marta y en los polígonos del Tambre y Costa Vella, que estarán conectados con el centro de la ciudad con "líneas específicas" de autobús urbano. "Si pueden venir cinco en un coche..., que no pase como en los partidos del Obradoiro", comentó el regidor.

En cuanto al servicio de Renfe para el 6 de noviembre, el delegado del Gobierno en Galicia ha señalado que se reforzará la línea A Coruña-Santiago-Vigo, con cinco trenes; y habilitará una conexión especial a primera hora de la mañana entre Ourense y la capital gallega. Con este dispositivo, la compañía ferroviaria prevé dar servicio a unas 11.000 personas.

Sobre todo, las autoridades han recomendado a las personas que vayan a desplazarse a la capital gallega el día 6 que lo hagan "en transporte colectivo", sea público o particular, y han realizado una llamada a los ciudadanos de Santiago para que "actúen como anfitriones hospitalarios".

"puede generar alguna incomodidad"

"Todo el que quiera venir podrá hacerlo", ha garantizado el regidor municipal, mientras que Antón Louro ha resaltado la necesidad de la "máxima colaboración" de la ciudadanía, a la que pide que "entienda" que la visita del Papa "puede generar alguna incomodidad", pero ha añadido que también "proyectará" a Galicia en el ámbito internacional.

Asimismo, Bugallo ha precisado que no se sancionará a los establecimientos que incumplan esa jornada el horario de cierre, pero ha dejado claro que se mantiene la prohibición de venta de bebidas alcohólicas desde las 22.00 horas en los lugares que estipula la normativa.

También ha indicado que, con autorización del Arzobispado, se permitirá un servicio que sirva cafés u otras bebidas calientes, así como bocadillos, a las personas que desde primera hora hagan cola para tener un sitio en el espacio reservado en el Obradoiro para el acto religioso que ofrecerá el Papa.

Apertura de polideportivos

Como alternativa al hospedaje en hoteles y otros establecimientos del sector, a preguntas de los medios de comunicación, el alcalde de Santiago ha indicado que estarán a disposición de las personas interesadas los polideportivos de titularidad municipal ubicados en Santa Isabel y San Lorenzo de la Torre.

En esta línea, el conselleiro de Presidencia también ha comentado que los polideportivos dependientes de la Xunta estarán a disposición de la gente que acuda a Santiago caminando, así como para quien quiera usarlos. "Usaremos todos los cauces para que sepan donde están y la disposición", ha dicho.

Asimismo, Rueda ha recordado que se pretende también que el día anterior a la visita del pontífice "exista una ambientación en la ciudad", por lo que tratarán de "satisfacer los gusto de cuanta más gente mejor". COORDINACIÓN

Según han subrayado las autoridades que acudieron a la reunión, el dispositivo habilitado con motivo de la visita papal a Santiago coincidiendo con el Año Santo 2010, en el que participarán más de 6.000 efectivos de los cuerpos y fuerzas de seguridad, así como voluntarios y otro personal, "está perfectamente planificado y diseñado". Además, han incidido en que la "cooperación y colaboración" entre las diferentes administraciones "es ejemplar".

De este modo, el conselleiro de Presidencia ha manifestado que en la última reunión celebrada este miércoles han "constatado que está todo perfectamente coordinado y pensado", salvando "pequeños flecos" que puedan surgir hasta el día de la visita. "Va a ser un éxito seguro", ha afirmado Rueda, que ha garantizado que hasta la llegada de Benedicto XVI se ofrecerá información "en calidad y cantidad" para que los ciudadanos sepan "cómo hacer y actuar".

Así, ha dicho que el plan de Protección Civil, el de asistencia sanitaria, la animación de días previos, la retransmisión de la CRTVG y otros preparativos se están desarrollando "de manera adecuada".

Centro de coordinación

También el delegado del Gobierno en Galicia ha insistido en que confían en que el operativo especial de seguridad dispuesto para el día 6 funcione "a plena satisfacción" como lo hicieron los desplegados en Semana Santa y el 25 de julio, para lo que este miércoles se ha hecho "la última puesta a punto".

Por ello, ha destacado la labor de los más de 6.000 efectivos que configuran un dispositivo "ordenado y coordinado" para hacer frente a las más de 200.000 visitas que se esperan en Compostela. "Se ponen todos los recursos necesarios sin ningún tipo de limitación", ha manifestado Louro que ha afirmado que "hoy está plenamente diseñado y buena parte en funcionamiento". Preguntado por el desembolso que hará el Gobierno central, Louro ha señalado que "no hay limitación para la disposición de los recursos necesarios".

Antón Louro ha explicado, además, que en el edificio de la Comisaría de la Policía Nacional en Santiago estará ubicado el Centro de Coordinación, con representantes de los diferentes cuerpos de seguridad e instituciones implicadas, que "centralizará la información" durante la visita papal y donde se "tomarán las decisiones desde el punto de vista operativo". "Hay coordinación y una jerarquía", ha agregado el alcalde compostelano. HOMILÍA

Por su parte, el arzobispo de Santiago ha mostrado su "gran satisfacción" y agradecimiento por el dispositivo y el trabajo realizado y ha considerado que "está todo muy bien programado". Ha recalcado que la visita del Papa "es una realidad que va a tener una trascendencia muy significativa para Santiago, Galicia y España".

Al respecto, ha recordado que ésta será la "primera vez" que un Papa acuda a Compostela a celebrar un Año Santo, por lo que ha valorado la "dimensión universal" de este visita. Por todo ello, ha agradecido a la Xunta, Alcaldía y resto de autoridades "su buen hacer al servicio de una causa que orgullecerá a todos".

Preguntado por el contenido de la homilía del Papa en la Eucaristía que celebrará en la Plaza del Obradoiro y del acto en el interior de la Catedral compostelana, Julián Barrio ha señalado que posiblemente abordará la situación de Europa, lo que Santiago Apóstol significa para la fe y lo que Santiago ha significado para Europa. "Puedo intuir que su homilía recorrerá estos caminos", ha aseverado el arzobispo, quien ha reconocido que no tienen los costes definitivos de la visita. "Después daremos cuenta de lo que ha supuesto para la Iglesia", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.