La Diputación foral de Gipuzkoa desplegará un total de 66 equipos quitanieves para mantener las carreteras abiertas al tráfico, dentro de su dispositivo de vialidad invernal 2010-11, que se pondrá en marcha a principios del próximo mes de noviembre y funcionará hasta el mes de abril.

Este año, la institución foral ha dispuesto cuatro equipos quitanieves más debido a que hay más kilómetros de red viaria en el territorio, por la puesta en servicio del Segundo Cinturón de San Sebastián.

La Diputación ha ido reforzando este Plan Invernal notablemente en los últimos años. En 2004, la institución foral contaba con 38 quitanieves, mientras que este año el número de máquinas ha aumentado a 66.

El portavoz foral, Eneko Goia, ha presentado en San Sebastián los detalles del dispositivo de viabilidad invernal, que contará con una treintena de silos en los que se almacenan 6.000 toneladas de sal destinada a fundir la nieve y el hielo acumulados sobre las calzadas.

El dispositivo moviliza a más de 200 operarios de conservación y mantenimiento de carreteras. Asimismo, la adquisición de sal y elementos fundentes cuenta con una partida superior al millón de euros. DISPOSITIVO

Este dispositivo, que cuenta con la colaboración del Gobierno vasco, el Gobierno de Navarra, las diputaciones de Bizkaia y Álava y los ayuntamientos guipuzcoanos, cuenta, en la zona GE (Goierri-Tolosaldea) con siete equipos completos (camión, cuchilla, esparcidor de sal) en la N-I en Etxegarate, siete en la A-15, ocho en la red secundaria, silos de sal en Andoain, Etxegarate (4), Belabieta (3), Beasain y Legorreta y almacenes en Andoain y Beasain. Este área cuenta con 2.000 toneladas de sal almacenadas.

La zona UD (Urola-Deba) dispone de dos equipos completos en Arlaban, uno en Leintz-Gatzaga, uno en Kanpazar, cuatro en Deskarga, tres en Ormaiztegi-Eizaga, uno en Elgeta, otro en Azkarate y cuatro en la red secundaria. Habrá silos de sal en Arlaban (2), Azkoitia (2), Azpeitia, Ormaiztegi (2), San Prudentzio y Legazpi (2) y almacenes en San Prudentzio, con en total 2.100 toneladas almacenadas.

En la zona DB (Bidasoa-Oarsoaldea-Donostialdea) el dispositivo de vialidad invernal cuenta con tres equipos completos en Gaintxurizketa y la N-121-A y dos en la red secundaria, un almacén con 100 toneladas de sal en Lanbarren.

En la AP-8 habrá doce equipos completos, silos de sal en Irún y Elgoibar, depósito de sal en Zarautz con 600 toneladas almacenadas, mientras que en la AP-1 habrá diez equipos completos, dos silos de sal en Zaldumendi y otros dos en Eskoriatza, depósitos de sal en Bergara y Oxinalde con un total de 1.200 toneladas.

Puestos de coordinacion

El portavoz de la Diputación ha recordado que el Plan de Vialidad Invernal se activa al declararse las alarmas por temporales de hielo y nieve. La previsión meteorológica llega a los técnicos y se contrasta con SOS Deiak, la Unidad Territorial de Tráfico del Gobierno vasco y con el Gobierno de Navarra, diputaciones y ayuntamientos "disponiendo los medios siempre en función de la previsión más desfavorable de todas las que se manejan".

Goia ha detallado que el Plan prevé la puesta en marcha de Puestos de Coordinación Vial en aquellos puntos especialmente complicados de la red (Etxegarate, A-15, o Deskarga). Estos puestos, con sus relevos, están en marcha de forma continuada (24 horas) desde que el Plan se activa oficialmente por parte de la Dirección de Tráfico del Gobierno vasco hasta su desactivación, también por parte de la Dirección de Tráfico.

Cada puesto se compone de un responsable de la Ertzaintza y un técnico de la Diputación guipuzcoana, que se desplazan en un todoterreno. El Puesto Avanzado recorre el puerto y toma la decisión conjunta de apertura o cierre del puerto (cortes técnicos).

Cada miembro da las órdenes oportunas a sus medios en función de su plan operativo. Se dan, por una parte, las órdenes oportunas a las patrullas para que corten el paso de pesados hasta la retirada de la nieve y para que en la apertura se controlen los vehículos pesados circulando en convoy impidiendo adelantamientos.

Finalmente, ha señalado que para que el dispositivo funcione correctamente es importante que los Puestos de Coordinación Vial gestionen los denominados "cortes técnicos", es decir, cierres puntuales de las vías para la retirada de nieve y la apertura de la circulación controlada para pesados que se realiza en convoy.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.