Un total de cuatro personas han sido detenidas en Vélez-Málaga (Málaga) como presuntas autoras del robo de 180 kilogramos de chirimoyas en un cortijo situado en la zona del Camino de la Igualada, sustracción durante la cual mantuvieron retenido al vigilante de la explotación.

El concejal de Policía Local, Juan Herrera (PSOE), ha informado en un comunicado de que la actuación policial se produjo alrededor de las 19.30 horas de este lunes a raíz de una llamada del propio vigilante del cortijo, que informó de que cuatro personas lo estaban reteniendo mientras intentaban robar las chirimoyas.

Al parecer, una vez consumado el robo los presuntos ladrones huyeron del lugar en una furgoneta en dirección al núcleo de población de Torre del Mar, por lo que una patrulla motorizada de la Policía Local salió a su encuentro y los localizó junto al nudo de enlace de la autovía A-7.

Los agentes dieron el alto a la furgoneta y comprobaron que transportaba varios cestos cargados de chirimoyas, por lo que iniciaron la identificación de los cuatro ocupantes del vehículo y les instaron a acudir a la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, donde se les informó de que tanto el vigilante como la propietaria de la finca iban a presentar denuncia contra ellos.

En la actuación policial, que se saldó con la incautación de los 180 kilos de fruta robada, también participó una patrulla de la Policía Nacional, que se encargó del traslado de uno de los detenidos hasta sus dependencias para proceder a su identificación.

Consulta aquí más noticias de Málaga.