Los votos del Grupo Parlamentario Popular han servido este miércoles para rechazar una proposición no de ley impulsada por el BNG —con la abstención del PSOE— para pedir la demolición del embalse de A Baxe en el río Umia, en el ayuntamiento pontevedrés de Caldas de Reis, y el rescate de la concesión hidroeléctrica.

Ante una veintena de vecinos y del alcalde de Caldas, que asistieron al debate plenario, la diputada del BNG Teresa Táboas ha criticado que la construcción del embalse fue "un despropósito" que, ahora, invadido por el alga tóxica 'Microcystis aeruginosa', está poniendo "en riesgo" la salud de los ciudadanos y el ecosistema fluvial.

A continuación, ha recordado que su construcción se justificó en la necesidad de "abastecer" a los vecinos, pero ha denunciado que "su único fin era el aprovechamiento hidroeléctrico y el negocio privado".

Con ella ha concordado la parlamentaria socialista Carmen Cajide, quien ha tildado de "barbarie" el embalse y ha evocado "la dura y triste lucha" de los habitantes de los municipios colindantes con el Umia desde 1993, cuando se llevó a cabo "un proyecto sin justificación lleno de mentiras y prepotencia", dado que "ningún informe" acreditaba su necesidad pero "se hizo igual".

Por ello, ha matizado la pretensión de los nacionalistas en una proposición no de ley propia y ha pedido que se pida a la Xunta que realice, antes de un año, un estudio sobre las distintas posibilidades de actuación en el embalse para evitar la microcistina "incluyendo las posibilidades de liberar el río en época estival y la de demolición del embalse".

Oposición del pp

Enfrente, la portavoz del PP en el debate, Rosa Oubiña, ha criticado que el Bloque responsabilice al embalse de las bacterias existentes "cuando son un fenómeno habitual en todo el mundo y documentado en más de 30 países".

"Existen soluciones para controlar y atacar el problema de raíz y ya se están adoptando", ha destacado, para subrayar que la demolición no es la medida "procedente".

Frente a las acciones "parciales" que, a su juicio, puso en marcha el bipartito, la actual Xunta está "actuando". Por eso, ha enmendado la iniciativa para pedir al Gobierno gallego un plan integral de gestión de la cuenca del Umia que conlleve "las medidas necesarias" para evitar "los efectos perniciosos" de las cianobacterias del embalse de A Baxe.

En su turno de réplica, Táboas ha reprobado el "cinismo" del PP, que anuncia actuaciones en el río cuando "la Organización Mundial de la Salud dice que la microcistina no tiene solución".

"Dejen que el agua fluya libre", ha exigido, tras cuestionar a los populares si van "a primar la salud pública de los vecinos que tienen la bacteria en su grifo y el respeto por el medio ambiente" o, en cambio, van a optar por "la defensa de un negocio privado".

En esta línea, ha criticado el "lamentable papel" que el candidato del PP a la Alcaldía de Caldas, Jesús Goldar, también diputado autonómico, ha tenido en este debate, dado que no participó después de votar en el pleno municipal a favor de la demolición del embalse.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.