Los trabajos del proyecto 'Recuperación Ambiental de la Ribera del río Torio en Villaquilambre', en León, comenzarán durante el primer trimestre de 2011 y la actuación, con un plazo de ejecución de 12 meses, supondrá una inversión de 985.644 euros.

Así lo manifestó hoy el presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), Antonio Gato, quien explicó que la iniciativa está incluida en el II Plan de Restauración de Riberas (2009-2015) firmado el día 16 de noviembre de 2009 por la CHD y la Junta de Castilla y León.

Dicho Plan tiene como objetivos la regeneración medioambiental de los ríos y de sus riberas, la defensa y la recuperación de estos espacios, de gran valor natural, para el uso y disfrute de los ciudadanos y la defensa frente a avenidas e inundaciones.

El proyecto 'Recuperación Ambiental de la Ribera del río Torio en Villaquilambre' será financiado en un 70 por ciento por la Confederación Hidrográfica del Duero, en un 20 por ciento por la Junta de Castilla y León y el 10 por ciento restante será aportado por el Ayuntamiento de Villaquilambre.

Los objetivos de la iniciativa son la protección de las márgenes del río, la plantación de diversas especies arbóreas y arbustivas autóctonas y la creación de una senda peatonal, siempre mediante el respeto hacia los valores medioambientales y naturales de los cauces y sus riberas.

De esta manera, se adecuarán y se mejorarán desde el punto de vista medioambiental las márgenes del río Torio a lo largo de un tramo de 3.700 metros de longitud. La actuación comienza a la altura del Puente de la Candamia, en la localidad de Villaobispo, hasta aguas arriba de Villamoros de las Regueras, a la altura del camino de Villarrodrigo a Villavente.

Los trabajos que se llevarán a cabo permitirán recuperar el paisaje fluvial característico del río mediante la limpieza del cauce y sus riberas y la posterior plantación de diversas especies arbóreas y arbustivas autóctonas, además de mejorar la accesibilidad y el desplazamiento por las riberas del río con la creación de una senda, lo que potenciará el uso social y lúdico del medio fluvial y favorecerá el acercamiento de los ciudadanos al bosque de ribera y a su entorno.

Asimismo, la actuación incluye labores de protección de márgenes para minimizar los problemas de erosión y salvaguardar elementos puntuales de uso público de las avenidas ordinarias. ACTUACIONES

Las obras se concretarán en la construcción de una senda peatonal de pavimento natural a lo largo de toda la actuación que permitirá el acceso de los ciudadanos al entorno. La senda, que tendrá una longitud aproximada de 3,5 kilómetros, discurrirá en paralelo al carril bici existente y, a lo largo de su trazado, se instalarán dotaciones de uso público.

Igualmente, se instalarán elementos de defensa contra avenidas a la altura de las instalaciones deportivas de Villaobispo a lo largo de un tramo de 450 metros. La actuación consiste en la formación de una masa de tierra de 1,5 metros de altura con taludes muy suaves para minimizar el impacto visual.

Además, se colocarán elementos de protección y consolidación de las márgenes a la entrada del pequeño azud existente aguas arriba de Villamoros y se dotará a la misma de un mecanismo que permita el mantenimiento de una pequeña lámina de agua en la época de estiaje. Estos mismos elementos de protección se instalarán también en ambas márgenes a lo largo de 250 metros de cauce, aguas arriba de Villamoros, en el tramo final de la actuación para la defensa del talud natural.

De la misma forma, se plantarán especies arbustivas y arbóreas a lo largo del tramo de actuación, concretamente 1.099 ejemplares que mejorarán el estado de la vegetación ribereña existente mediante la creación de un bosque de ribera con olmos, abedules, álamos o fresnos.

Adaptación del carril bici

Por otra parte, se adecuará una zona intermedia entre el camino peatonal y el carril bici en la que se plantarán especies arbóreas y arbustivas para integrarla más en el entorno; se limpiará y desbrozará el cauce y las márgenes en los puntos que no se encuentren en buen estado y se adaptará el carril bici existente en un tramo de 60 metros, en las inmediaciones de las instalaciones deportivas.

Finalmente, se instalarán observatorios de fauna y flora de la ribera en aquellos puntos donde la visibilidad sea más amplia y 43 elementos de señalización e interpretación del entorno repartidos a lo largo de todo el recorrido, que atenderán especialmente a la singularidad de los componentes naturales integrantes de la vegetación o fauna que así lo precisen.

En la presentación del proyecto estuvieron presentes, además de Antonio Gato, el director general de Infraestructuras Ambientales de la Junta, José Antonio Ruiz; el subdelegado del Gobierno en León, Francisco Álvarez y la edil de Medio Ambiente de Villaquilambre, Manoli Ordás. José Antonio Ruiz destacó que la actuación es un "ejemplo" de colaboración entre administraciones, mientras que Manoli Ordás agradeció la colaboración de la CHD en este proyecto que, según aseguró, será "muy bien recibido" por los ciudadanos.

Consulta aquí más noticias de León.