El vertido de un camión accidentado este miércoles en la carretera N-260 en Figueres (Girona) es de 400 litros de fertilizante no tóxico de un bidón 1.000 litros y no un desinfectante corrosivo como se había informado en un primer momento.

Según la Dirección General de Protección Civil, se ha desactivado a las 12.54 horas la fase de alerta del Plan especial de emergencias en el transporte de mercancías peligrosas por carretera y ferrocarril (Transcat), activada desde las 11.28 horas.

Siete dotaciones de los Bomberos de la Generalitat trabajan en el lugar —el kilómetro 35— para retirar el vertido, que ha obligado a cortar la carretera en sentido Vilabertran.

Consulta aquí más noticias de Girona.