El embajador de España en Estados Unidos, Jorge Dezcallar, ha destacado que en EEUU "se nos ve como un país que ha sido capaz de adoptar medidas serias, de apretarse el cinturón de verdad y controlar el déficit". "No hay duda en Estados Unidos de que vamos a ser capaces de controlar el déficit", ha asegurado.

Así lo ha expuesto Dezcallar en una rueda de prensa en Pamplona antes de ofrecer una charla en Caja Navarra. El embajador ha resaltado que la imagen de España en Estados Unidos también pasa por tener "sectores muy fuertes y muy competitivos", como la banca o los renovables. "En este momento la posición de España se diferencia claramente de la posición de Grecia, por ejemplo. Estamos en otra división y eso es importante", ha valorado.

En este sentido, ha recordado que "en un momento determinado España aparecía en la prensa, injustamente, en el grupo de los PIGS, junto a Portugal, Grecia e Italia", algo que, según Dezcallar, "nos hizo daño". Sin embargo, ha indicado que "los 'stress test' de la banca española fueron muy positivos".

"Tenemos sectores débiles, como la construcción, pero tenemos sectores muy fuertes y muy competetitivos, como el de la banca. La banca española es mejor que la americana; los servicios al cliente son mejores, por ejemplo", ha afirmado.

En esta misma línea, el embajador ha señalado que "las inversiones de España en Estados Unidos se han multiplicado por 7 en los cinco últimos años, de forma que somos el noveno o décimo inversor en ese país". "Tenemos un stock acumulado de inversiones del orden de 45.000 millones de dólares, que es una cifra importante", ha añadido.

Sin embargo, Dezcallar ha apuntado que en el sector del comercio España se encuentra "peor", por lo que "todavía tiene un margen para un recorrido grande, al ocupar el puesto 29 entre los países importadores a Estados Unidos". "Eso no se corresponde con nuestra posición de 11 economía mundial", ha valorado.

España tiene un camino en el sector del comercio porque, entre otros motivos, no ha encontrado "una marca" que la identifique. "Francia vende sofisticación; Alemania, dureza y resistencia; Italia, diseño e imaginación; y España tiene que encontrar esa marca, qué es lo queremos vender", ha opinado.

"En este momento la imagen que hay de España es en cierta medida un poco tópica, porque está basada mucho en los Sanfermines, la Feria de Sevilla, o el flamenco, pero también nosotros tenemos una imagen tópica de los americanos", ha expuesto.

En todo caso, Dezcallar ha resaltado que "España está ganando terreno en algunos sectores muy importantes que están cambiando la imagen del país hacia una España agresiva, tecnológica y dinámica". En concreto, ha citado el sector bancario, las energías renovables, los trenes de alta velocidad, las infraestructuras, o la sanidad electrónica. "Ahí somos muy competitivos", ha asegurado. "Empieza a verse a España con más matices y creo que piensan que lo estamos haciendo bien", ha agregado.

En cuanto a la posibilidad de que el presidente de Estados Unidos viaje a España, el embajador ha dicho que Obama "viaja poco" y que "sobretodo está preocupado por la situación económica interna, a lo que le dedica la mayor parte de su tiempo, porque es lo que los americanos le están pidiendo".

El bloqueo a cuba

Por otro lado, el embajador, preguntado por la posibilidad de un cambio de actitud de Estados Unidos respecto al bloqueo sobre Cuba, ha valorado que "son muchas las voces que abogan por una supresión del embargo, pero también es cierto que esas mismas voces reclaman a los cubanos que hagan gestos que les ayuden a ir en esa dirección".

"Es importante que los cubanos sepan aprovechar la coyuntura y hagan esos gestos que se les está pidiendo, que permitan que el pueblo cubano se exprese libremente sobre su futuro, y eso, desgraciadamente no se ha producido todavía", ha señalado.

Según Dezcallar, en Estados Unidos "se va extendiendo la conciencia de que el bloqueo fue útil para evitar que la isla se convirtiera en una base soviética de misiles, pero ha sido inútil en el objetivo de derribar a Fidel Castro".

El embajador también se ha referido, durante su comparecencia ante los medios, a las filtraciones del portal Wikileaks sobre la guerra de Irak y ha afirmado que en Estados Unidos se han recibido "con preocupación". "Hay cosas que son condenables en cualquier caso; están las convenciones de Ginebra sobre los derechos de los civiles en tiempo de guerra o la convención de la tortura", ha afirmado.

Por último, la política interna de Estados Unidos, según ha indicado el embajador, está determinada actualmente, entre otras cosas, por las próximas elecciones al Congreso y al Senado, que se celebrarán el próximo martes, 2 de noviembre. Dezcallar cree que los resultados "no alterarán las relaciones con España". "El papel del legislativo en Estados Unidos es importantísimo en papel de política interior, pero no creo que se traslade a la acción exterior", ha explicado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.