La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía invertirá hasta 2015 unos 1.765 millones de euros en la ampliación o construcción de 300 infraestructuras de saneamiento y depuración de aguas residuales en un total de 250 municipios de Andalucía, lo que beneficiará a aproximadamente un millón de habitantes.

Según ha informado este miércoles el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, con la actuación en estos 250 municipios, la mayoría ubicados en zonas rurales y con una población inferior a los 2.000 o 1.000 habitantes, se completará el mapa de saneamiento que asegurará la calidad y el buen estado de las aguas comprometidos en el horizonte de 2015 a través de la Directiva Marco de Aguas.

De este modo, estas obras de construcción —el 82 por ciento del total—, adecuación y ampliación (18 por ciento) de estaciones depuradoras y colectores, que supondrán la generación de 28.400 empleos, elevarán desde el 90 por ciento actual al 100 por ciento el nivel de saneamiento de la comunidad andaluza.

El consejero ha reconocido que las actuaciones en estos pequeños municipios —el 32 por ciento de todos los existentes en Andalucía—, por su geografía, serán "complejas", motivo por el cual se apostará por fórmulas innovadoras a partir del trabajo del Centro Andaluz de Nuevas Tecnologías del Agua (CENTA).

Tal y como ha explicado el titular de Medio Ambiente, estos 1.765 millones se financiarán a través del Canon de Mejora previsto en la Ley de Aguas, el cual, ha dicho, teniendo en cuenta que el consumo medio de una familia andaluza es de diez metros cúbicos al mes, equivale a 1,20 euros, el "precio de un café".

Díaz Trillo ha resaltado que este canon, que se implantará a lo largo de 2011, es "asumible y necesario" y responde al principio de recuperación de costes, por lo que se muestra confiado en que los municipios acogerán esta nueva figura tributaria sin reticencias.

El consejero ha subrayado que este "reto de la obra pública" supondrá actuaciones en 994 puntos de Andalucía y afectará especialmente a las provincias de Granada y Málaga, que acaparan el 43 por ciento del total de las actuaciones y una inversión de 763 millones de euros.

El resto del plan de infraestructuras se reparte entre los 38 proyectos que se llevarán a cabo en la provincia de Almería (216,95 millones de euros); los 22 proyectos que se llevarán a cabo en la provincia de Cádiz (150,87 millones de euros); los 27 de Córdoba (106,6 millones); los 32 de Huelva (178,8 millones); los 37 de Jaén (164 millones), y los 28 de Sevilla (185,57).

Ha precisado que a estos proyectos previstos en los próximos cinco años, se añadirán las obras que, por valor de más de 993 millones de euros se desarrollan en Andalucía y que han permitido que desde 1992 Andalucía, los cuales ha dicho "no se verán comprometidos por los recortes presupuestarios en lo que a obras prioritarias y de interés general se refieren".

Obras de mayor relevancia

En cuanto a las obras de mayor relevancia, en la provincia de Málaga destaca en el interior, la EDAR de Álora, Pizarra y sus núcleos, con una inversión de 11,4 millones de euros.

Por otra parte, con las obras de construcción de la nueva EDAR de Arriate y sus colectores, además de los proyectos de EDAR y colectores de Benaoján y Montejaque (6,8 millones de euros), junto con la nueva EDAR de Ronda, se eliminará la contaminación del río Guadiaro.

En Granada se distinguen los proyectos de la agrupación de vertidos de Granada y sus núcleos (sur), cuya inversión estimada asciende a 35 millones de euros; la nueva EDAR y colectores de Albuñol, cuyo presupuesto asciende 2,5 millones de euros y la EDAR de Montefrío, con una inversión de 3 millones de euros.

En Almería sobresale la ampliación de la EDAR de El Bobar (10,5 millones), ya que con ella se completa la depuración de la capital y de los siete municipios del Bajo Andarax.

También es remarcable la nueva EDAR de Huércal-Overa (7,9 millones) y la agrupación de vertidos de varios de sus núcleos, ya que de esta forma se evitará la contaminación del río Almanzora.

Además, con la declaración de obra de interés de la EDAR en Mojácar y la agrupación de vertidos de Turre, Garrucha, Los Gallardos y Bédar (30 millones) se resuelven los problemas de depuración de una de las zonas más turísticas de la provincia, así como la afección al río Aguas.

En Cádiz, destacan en la zona del Campo de Gibraltar, debido a su alta densidad de población y a la cercanía al Parque Natural del Estrecho, las EDAR proyectadas en San Roque y Los Barrios, cuyo presupuesto estimado de ejecución es de 24 millones de euros, junto a la EDAR de Tarifa (8,6 millones).

La depuración conjunta de las aguas residuales de la zona de La Janda-Litoral, en los términos municipales de Barbate y Vejer de la Frontera, dará respuesta a la depuración de los núcleos principales y sus pedanías, con la consiguiente repercusión en el Parque Natural de La Breña y Marismas de Barbate.

En esta zona está prevista la construcción de la EDAR de Barbate-Zahara de los Atunes y Zahora-El Palmar-Los Caños (28,9 millones de euros).

Finalmente, en la zona de la Sierra destacan las actuaciones de las EDAR de Benaocaz y Grazalema (4 millones de euros), por su ubicación en pleno Parque Natural de la Sierra de Grazalema y cuyos núcleos de población se sitúan en la cabecera de la cuenca del Guadalete, en un ámbito de alta sensibilidad ambiental e hidrológica.

En Córdoba se contempla el proyecto de agrupación de vertidos y nuevos colectores de Córdoba capital, que conseguirá conectar la barriada de Trassierra con la depuradora de Las Golondrinas (6 millones).

Dentro de las actuaciones en núcleos mayores de 2.000 habitantes destaca la EDAR y nuevos colectores de la Carlota y sus núcleos, cuyo presupuesto estimado se estima en unos 6,3 millones de euros. Asimismo, se ha tenido en cuenta la agrupación de vertidos y EDAR de Almodóvar-Posadas, con una inversión estimada superior a los 10 millones de euros.

La primera de las actuaciones a reseñar de la provincia de Huelva es la ampliación de la EDAR de Matalascañas, tanto por la inversión prevista (25 millones) como por la importancia de su ubicación, en pleno corazón de Doñana.

También resalta por su ubicación las obras declaradas de interés general de El Campillo, Minas de Riotinto, Campofrío y Nerva que vierten al río Tinto, cuyo paisaje ha sido declarado por la Junta como protegido por su singularidad.

Por último, son igualmente destacables las actuaciones previstas en el entorno del Parque Natural de Sierra de Aracena y Pico de Aroche, en especial la EDAR y colectores de Almonaster la Real y sus núcleos, y la de Jabugo, Castaño del Robledo e Hinojales.

En Jaén destaca la construcción y agrupación de vertidos de la EDAR de Úbeda (12 millones de euros). En la vega del Guadalimar, los proyectos de construcción de la EDAR y colectores en Castellar y Santiesteban del Puerto (4,7 millones), términos con amplias zonas naturales.

En la misma zona también se proyectan las nuevas EDAR de Rus y Canena (5,6 millones). Por otra parte, destacan las obras de Sabiote (3 millones) así como la EDAR y colectores de Arjona (8,6 millones).

Por último, en Sevilla se significan las EDAR y nuevos colectores de Lora del Río y Peñaflor, cuya inversión se estima en 5,8 millones de euros. También los nuevos proyectos de Villaverde del Río y Burguillos, cuyas nuevas EDAR supondrán una inversión aproximada superior a los 10 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.