El conseller de Cultura de la Generalitat, Joan Manuel Tresserras, ha asegurado que la muerte del lingüista Joan Solà, será "muy sentida" debido a su gran reconocimiento y reputación.

En su visita al yacimiento de Empúries, Tresserras ha definido a Solà como un "intelectual de referencia, una persona muy sabia, un gran experto en lengua catalana, un conocedor profundo de la lengua".

El conseller ha comentado que el conocimiento profundo de la lengua y la sabiduría que tenía Solà le dieron "un papel cívico, más allá del ámbito estrictamente académico, muy notable".

Tresserras ha recordado que Solà fue Premi d'Honor de las Lletres Catalanes y que también se le concedió la Cruz de Sant Jordi.

"Era muy conocido e identificable por la originalidad de su pensamiento y, a la vez, por su claridad y contundencia", ha matizado. "Era una persona que hablaba claramente y que se expresaba con mucha transparencia, que además había construido una actitud de responsabilidad cívica alrededor del tema de la lengua y la cultura del país", ha concluido el conseller.

Consulta aquí más noticias de Girona.