El presidente de la Diputación de Córdoba, Francisco Pulido (PSOE), ha dicho lamentar y sentir "una gran tristeza" por la dimisión como diputado regional del PSOE por Córdoba del vicesecretario general del PSOE de Andalucía, Rafael Velasco, en unas circunstancias que sirven para recordar que "los políticos somos personas y tenemos familia".

En declaraciones a los periodistas, Pulido, quien ha recordado que Velasco tuvo en una etapa anterior responsabilidades de gobierno en la propia Diputación cordobesa, ha dado por buena la explicación de Velasco de que ha dimitido, según ha explicado él mismo, a raíz de la "campaña de difamación, de injurias y de calumnias personales y familiares" que está sufriendo, en el marco de una "cacería política" orquestada por el PP contra él y su familia, en especial contra su esposa, en relación con su actividad profesional como empresaria en Córdoba.

Ante esto, Pulido ha argumentado que "el hecho de que haya sido un asunto personal el que le ha llevado a tomar la decisión (de dimitir) invita a reflexionar" sobre la evidencia de que los políticos son personas como las demás y con familia, de modo que, quienes quieren "construir una sociedad realmente democrática, deben pensar en esa reflexión que Rafael ha puesto sobre la mesa".

Finalmente, el presidente de la Diputación ha detallado que la dimisión de Velasco le resulta "especialmente dolorosa, por el vínculo personal" que tiene con él, pero también por el hecho de que "Córdoba tiene en él a un gran político, al que necesitaba", lo que ha llevado a Pulido a insistir en que lamenta la dimisión de Velasco, "desde el punto de vista personal y también desde el punto de vista político".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.