Mercadona mantiene su previsión de internacionalizar su negocio a partir del año 2012, una estrategia que acometerá previsiblemente a través de adquisiciones, según han informado a Europa Press fuentes de la compañía valenciana de distribución.

Los posibles mercados en los que podría tantear su entrada la cadena que preside Juan Roig se centran en países europeos como Portugal, Francia o Italia. "Lo importante es conocer bien el país", han indicado las mismas fuentes en el marco del Congreso Aecoc 2010.

La compañía de distribución analizará las posibilidades que ofrecen cadenas de supermercados de entre 25 y 30 establecimientos, con una superficie de entre 1.200 y 1.500 metros cuadrados.

Con una red cercana a los 1.300 supermercados, Mercadona invertirá este año 600 millones de euros, que se destinarán principalmente a la apertura de unos 60 establecimientos a lo largo del año, con Cataluña y la zona centro como áreas prioritarias de crecimiento.

La compañía anunció esta semana que se ha hecho con el 100 por ciento del control de su proveedor de pescado Caladero, con la compra del 80 por ciento que no controlaba al hasta ahora accionista mayoritario.

El objetivo, según las mismas fuentes, es mantenerse en el capital de forma provisional mientras encuentran a un inversor interesado en la compañía.

Mercadona, que actualmente tiene una participación del 10 por ciento en su proveedor de carne Martínez Loriente, ya adquirió la planta de Ibersnack a Grefusa para posteriormente venderla a un inversor.

Consulta aquí más noticias de Valencia.