Un 26 por ciento de los gallegos duerme peor que el año pasado y un 68 por ciento se muestra favorable a utilizar plantas medicinales para combatir el insomnio, según se desprende de una encuesta realizada por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infito).

Por su parte, un 62 por ciento dice dormir igual y sólo un 10 por ciento asegura hacerlo mejor, según consta en el mismo trabajo, que señala que "la crisis parece pasar factura a los gallegos en el sueño", que cada vez se muestran "más partidarios" de acudir a los preparados de plantas de dispensación farmacéutica para combatirlo.

De este modo, uno de cada cinco encuestados asegura que lo que más le dificulta para dormir son los problemas laborales y el miedo al paro, por encima de preocupaciones de familia y salud, que habían estado por encima hasta ahora, según ha indicado Infito, una sociedad científica sin ánimo de lucro destinada al estudio y la divulgación del empleo de las plantas medicinales.

"Cada vez detectamos más consultas sobre insomnio en las farmacias gallegas y creemos que con el cambio de hora —a las 3 de la madrugada del domingo se retrasa el reloj a las 2— puede incrementarse durante unos días, sobre todo entre niños y ancianos, ya que el reloj biológico tiene que ajustarse", ha asegurado la farmacéutica Ana María Vidal, consultora de Infito en Galicia.

La farmacia es, según ha indicado, el primer escalón de detección del insomnio y "la intervención del farmacéutico puede evitar la cronificación del mismo", reconoce esta experta. Cuando el insomnio se prolonga durante más de una semana, advierte, "es conveniente acudir al médico".

"Pero cuando hay algún problema físico o emocional o una alteración en el biológico que impide dormir de manera transitoria —como también ocurre cuando se trasnocha— se puede pedir consejo al farmacéutico para que ayude con preparados de origen natural que, a diferencia de los medicamentos de síntesis, no producen efectos secundarios ni dependencia", ha afirmado.

Aliviar ansiedad

Según una investigación canadiense publicada el pasado mes en la revista 'Canadian Journal of Psychiatry', se demostró que el consumo de fármacos de síntesis para dormir o aliviar la ansiedad se asociaban con un aumento del 36 por ciento en el riesgo de muerte prematura, lo que se atribuía a que afectan al tiempo de reacción, agilidad y coordinación y, por tanto, propician los accidentes, además de agravar ciertos problemas respiratorios.

Hay tres plantas que "son especialmente útiles" para el insomnio, según ha destacado Ana María Vidal. "La Amapola de California es eficaz para aliviar la ansiedad y conciliar el sueño; la Pasiflora prolonga las fases del sueño profundo y evita los despertares nocturnos; y la Valeriana, que reduce igualmente la ansiedad y favorece el sueño sin producir somnolencia durante el día", ha señalado.

Por otro lado, ha puntualizado que la farmacia "es el único establecimiento autorizado" para dispensar medicamentos, sean de origen natural o sintético, "y el único que cuenta con todas las garantías de eficacia y seguridad", con el "valor añadido", según ha resaltado, "de que al frente del mismo se encuentra el farmacéutico, profesional capacitado para aconsejar cuáles son las plantas medicinales más idóneas en cada caso".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.