Los cinco surfistas cántabros que han sobrevivido al terremoto y posterior tsunami que ha azotado las costas de la isla Indonesia de Sumatra se encuentran "bien" y "tranquilos", tal y como los propios jóvenes han trasladado a sus allegados a través de mensajes de móviles (sms). "Está todo bien", les han dicho.

Según han confirmado a Europa Press fuentes cercanas a los surfistas, han estado en contacto con los cinco deportistas desde que se produjo el tsunami —que ha dejado al menos 40 muertos y 380 desaparecidos— y hasta las 17 horas de la tarde de ayer, martes.

Desde entonces, no han tenido "más noticias", "ni siquiera un sms", ya que deben de tener "poca cobertura". No obstante, las citadas fuentes aseguran que "todo está igual que ayer", es decir, que los surfistas siguen "bien" y "tranquilos".

También han indicado a esta agencia que el único contacto que han mantenido con ellos ha sido a través de "tres o cuatro" mensajes de texto, pero no han hablando con ellos.

En uno de esos mensajes, los surfistas han escrito a sus allegados que los días anteriores al tsunami han podido coger "muy buenas olas".

EXPEDICIÓN

Los cinco surfistas cántabros formaban parte de una expedición a lo largo del Archipiélago de las Islas Mentawai. llegaron a Indonesia el pasado 18 de octubre y, salvo que les indiquen lo contrario, regresarán a la región el próximo 3 de noviembre, tal y como tenían previsto.

Se trata de los torrelaveguenses Borja Ibarra y Jesús Chocán, el trasmerano Michel Velasco, el santanderino Raúl Gunche y el santoñés Rubén Abelenda. En el momento del tsunami, estaban realizando un viaje a bordo de un barco privado y en compañía de otros surfistas (dos franceses, dos uruguayos, dos asturianos, dos vascos y un gallego).

El seísmo les sorprendió mientras dormían. Al parecer, la elección de un lugar de fondeo protegido y situado entre islas, fue fundamental para evitar el desastre.

Durante las primeras horas del día, la expedición acudió en ayuda de otras embarcaciones por la zona. Comprobaron así que varios complejos hoteleros habían quedado "totalmente devastados", y que un barco había desaparecido y otro estaba incendiado, entre otras situaciones.

El tsunami fue provocado por un terremoto que sacudió las proximidades de la isla de Sumatra y que arrasó varias islas remotas del oeste de Indonesia. El seísmo, de 7,5 grados en la escala Richter, se registró a 78 kilómetros de Pagai Sur, en las islas Mentawai a última hora del lunes.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.