Rubalcaba
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el Congreso de los diputados. JuanJo Martín / EFE

Con una respuesta breve y mordaz. Así ha repelido el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba el primer envite del PP en su etapa como portavoz del Gobierno.  Soraya Sáenz de Santamaría había escogido una pregunta sobre la congelación de las pensiones en la primera sesión de control al Gobierno desde el cambio en el Ejecutivo, a lo que el portavoz del Gobierno entrante contestó escuetamente: "Vamos a aplicar la ley, el decreto ley que aprobó esta cámara", para luego acusar al PP de usar las pensiones "para lavar su imagen antisocial".

Era la primera sesión de control al Gobierno desde el cambio del Ejecutivo, y además del enfrentamiento Rajoy-Zapatero, había mucha expectación por el primer cara a cara entre los portavoces Rubalcaba y Soraya Sáenz de Santamaría. Sobre todo, porque iba a ser comparado con los largos enfrentamientos dialécticos con la anterior portavoz del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Para el PP el nuevo Gobierno es "más de lo mismo. Las mismas respuestas, las mismas políticas y los mismos fracasos" Ante la escueta respuesta de Rubalcaba, Sáenz de Santamaría señaló que pese al cambio del Gobierno "las políticas no cambiaban". Un sonoro pitido obligó al presidente de la cámara, José Bono, a subirle el volúmen del micrófono. Santamaría continúo su crítica al nuevo Gobierno diciendo que era "más de lo mismo (...) las mismas respuestas, las mismas políticas y los mismos fracasos".

Zapatero, satisfecho

La portavoz del PP aseguró que congelar las pensiones es la vía más cómoda para recortar el gasto e implica "hacerse los fuertes con los más débiles" cuando existen opciones más justas y consensuadas, a lo que Rubalcaba respondió que los populares son los campeones de las políticas sociales cuando están en la oposición.

Sáenz de Santamaría se refirió además al nuevo papel como portavoz del Gobierno de Rubalcaba al que dijo que "hace falta mucho más que química para transformar la mentira en verdad", en alusión a su formación como químico. "Tiene el encargo de explicar mejor lo mal que gobierna Jose Luis Rodríguez Zapatero y no diré yo que no se esté aplicando a la tarea, porque opinar opina usted de todo, pero gobernar, lo que se dice gobernar, sigue sin gobernar nadie", añadió.

Rubalcaba acusó al Partido Popular de ser un partido "antisocial" En su contrarréplica Rubalcaba ha destacado que por fin iba a lograr que Mariano Rajoy le escuchara, algo que no había logrado en los dos años que fue portavoz del grupo parlamentario socialista. Después, y volviendo a Sáenz de Sanamaría, le recriminó que se hagan "adalides de las políticas sociales cuando están en la oposición, pero luego se olviden cuando gobiernan. Por eso la gente piensa que son un partido antisocial, y así es", añadió Rubalcaba.

Antes del rifi rafe con la protavoz dle PP, Alfredo Pérez Rubalcaba contestó a la pregunta del portavoz de ICV, Joan Herrera, sobre la orientación política del nuevo Ejecutivo. Rubalcaba explicó que la remodelación no busca un cambio de orientación política, sino reforzar su acción para crear empleo y hacer reformas, porque de la crisis "no se saldrá haciendo lo mismo de la misma manera". Tras este primer enfrentamiento en la cámara, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero se ha mostrado satisfecho con la primera intervención en el pleno del Congreso de su nuevo vicepresidente.