Oficina
Los directivos demuestran poca previsión a largo plazo. TENDENCIAS21

España está, junto a Grecia, a la cola de la Unión Europea en cuanto a paridad hombre-mujer y flexibilidad horaria en el trabajo, dado que ambos países presentan una gran diferencia entre el empleo femenino y el masculino, según un estudio presentado por la Comisión Europea (CE).

La Comisión Europea apuesta por "seguir progresando en la conciliación"El estudio, titulado Flexibilidad en el horario laboral e igualdad de género, analiza las prácticas actuales en los 27 Estados miembros de la UE, así como en Islandia, Noruega, Liechtenstein y Suiza, y revela que en España está poco extendida la práctica de trabajar desde casa, al igual que en Portugal, Letonia y Lituania.

Entre las conclusiones del texto, que cuenta factores como la proporción de contratos a tiempo parcial, de jornadas partidas o el número de horas extra trabajadas, la CE destaca que la flexibilidad en la duración de la jornada laboral está más extendida en el norte y oeste de Europa, mientras que en Hungría, Lituania, la República Checa, Estonia, Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia y Rumanía predominan las 40 horas de trabajo.

Los países que puntúan más alto en términos generales de flexibilidad son Austria y el Reino Unido y aquellos con una valoración más baja son Portugal, Lituania, Chipre y Hungría.

Obstáculos para la conciliación

En general, el estudio de la CE indica que todavía existen amplias diferencias entre los Estados miembros en lo que se refiere a la flexibilidad del horario laboral, que está más extendida en el norte y el oeste de Europa. Dinamarca, Suecia, Alemania, Finlandia y Noruega puntúan muy alto, dado entre el 50% y el 62% de los asalariados tiene cierto grado de flexibilidad en su horario laboral.

Un horario más individualizado puede ayudar a conciliarEste porcentaje en España es sólo del 15,5% en el caso de los hombres y del 15% en el de las mujeres. Por debajo se sitúan Grecia, Chipre, Rumanía y Bulgaria, con cifras que oscilan entre el 14% y el 10% de los trabajadores.

La CE sostiene que un horario más individualizado tiene efectos positivos en la tasa de empleo femenino y puede ayudar a conciliar la vida familiar y laboral. Sin embargo, subraya que en la mayoría de los países el trabajo a tiempo parcial, mayoritariamente femenino, todavía se centra en sectores mal pagados y con escasas oportunidades de promoción.

Europa apuesta por la flexibilidad

La Comisión apuesta por las medidas de flexibilidad laboral "para ayudar a los trabajadores a conservar sus puestos" laborales en el actual contexto económico, recalcó la vicepresidenta de la CE y responsable de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía de la UE, Viviane Reding.

La comisaria también destacó la necesidad de "seguir progresando en la conciliación entre trabajo y familia", ya que tanto la flexibilidad laboral como la igualdad de género "son requisitos previos importantes para la recuperación económica", indicó Reding en un comunicado.