El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, visitará este miércoles, 27 de octubre, la planta de la empresa Incarlopsa en Corral de Almaguer (Toledo) tras su ampliación.

Esta empresa (Industrias Cárnicas Loriente Piqueras), que fue fundada en 1978 por los hermanos Loriente Piqueras, nació con el objetivo de producir y elaborar productos cárnicos porcinos de calidad, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Los hermanos comenzaron con un pequeño matadero en la localidad de Tarancón (Cuenca), donde los animales se sacrificaban y despiezaban siguiendo los rudimentarios sistemas de la época.

En los comienzos, la comercialización de los productos de Incarlopsa se realizaba especialmente en los pueblos de alrededor de Tarancón donde, poco a poco, se generó una amplia cartera de clientes, lo que permitió a la empresa llegar cada vez a más provincias y abrirse paso al territorio nacional.

Posteriormente se decidió la creación de un matadero frigorífico, una sala de despiece, una fábrica de embutidos y unos secaderos de jamones, aplicando en todas ellas las últimas innovaciones tecnológicas del mercado.

Hoy en día, Incarlopsa cuenta con más de 800 trabajadores en sus instalaciones. La empresa ha incrementado progresivamente su actividad hasta completar todo el ciclo de producción, desde la cría de los animales hasta la elaboración y garantía de los productos terminados.

En la actualidad, Incarlopsa cuenta con dos plantas dedicadas a la curación y deshuese de jamones, situadas en Corral de Almaguer y Olías del Rey (Toledo), con una producción anual de 3.500.000 piezas.

Asimismo posee un matadero en Tarancón, uno de los más modernos y sofisticados de Europa. Sus instalaciones cuentan con una tecnología y sistemas únicos de desarrollo propio que convierten la planta en una de las más productivas de Europa.

También en Tarancón cuenta con una sala de despiece, un centro de alta tecnología aplicado a la industria cárnica. El fin es conseguir que las canales sean despiezadas y los productos depositados en sus respectivos compartimentos en tan sólo unos minutos, logrando mantener la cadena de frío y la calidad microbiológica.

Con el fin de satisfacer la demanda existente en este tipo de productos, Incarlopsa inauguró en 2004 una Planta de Elaborados Cárnicos y Productos Tradicionales en Tarancón.

Con una capacidad de producción de 12.000 toneladas al año, la fábrica cuenta con los más modernos sistemas de calidad y gestión medioambiental, reduciendo al mínimo el impacto de la actividad productiva sobre el entorno.

También dispone de un almacén frigorífico con una capacidad de almacenamiento de unas 2.100 toneladas.

Inauguración del jardín botánico

Además, Barreda asistirá en Albacete a la inauguración del Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, así como a la entrega de los VII Premios de la Confederación Regional de Empresarios (CEOE-

Cepyme cecam), organización que preside Ángel Nicolás.

El Jardín Botánico de Castilla-La Mancha es fruto de la colaboración institucional entre el Gobierno regional, que financia el proyecto, el Ayuntamiento de Albacete, que cede las siete hectáreas de terreno necesario, y la Universidad de Castilla-La Mancha junto a la Fundación Pública Jardín Botánico de Córdoba, autoras del proyecto.

En total, cuenta con unas 500 especies vegetales distribuidas en cinco zonas temáticas: investigación; historia geológica de la región; jardines; laguna endorreica y laguna kárstica; y área natural con especies autóctonas de Castilla-La Mancha.

El jardín botánico cuenta además con dos edificios: uno para investigación, con laboratorios dedicados sobre todo a la conservación de las especies autóctonas, y otro edificio de servicios para conferencias, congresos, etc.

Encuentro de voluntariado social

Durante la jornada, también en Albacete, el presidente asistirá al XXXIV Encuentro Provincial del Voluntariado Social de la Unión Democrática de Pensionistas (UDP).

Estos encuentros se celebran desde el año 1995, cuando se puso en marcha el programa de voluntariado en las localidades de Albacete y Almansa.

La UDP cuenta con más de un centenar de grupos de voluntariado, siendo el número de participantes en ellos de unas 2.308 personas, que llegan a su vez a otras 2.116 personas mayores con las que realizan actividades. El número de horas de atención, desde que comenzó el programa en 1995, es de casi 800.000.

Consulta aquí más noticias de Toledo.