La asociación cultural 'Los Dólmenes', creada en torno al patrimonio histórico del sector norte de la comarca del Aljarafe, ha advertido este martes de un supuesto expolio perpetrado en el entorno del Plan Parcial número cuatro de Castilleja de Guzmán (Sevilla), donde hace años fueron descubiertos cuatro 'tholos' o enterramientos circulares relacionados con el cercano dolmen de Montelirio, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), y donde "dos jóvenes" habrían sustraído una punta de lanza y restos óseos pertenecientes a la necrópolis calcolítica que guarda el subsuelo.

A través de un comunicado, la citada organización ha advertido de que un vecino que reside en la calle Miguel de Cervantes, limítrofe a los suelos del citado plan parcial, fue testigo el pasado 21 de octubre de este presunto expolio. Según la asociación 'Los Dólmenes', este vecino contempló desde la azotea de su vivienda cómo dos jóvenes "cavaban" en el interior de estos suelos próximos al conocido dolmen de Montelirio, cuya antigüedad podría remontarse al periodo comprendido entre los años 2800 y 2900 antes de Cristo. En concreto, los jóvenes habrían cavado en la zona del plan parcial cercana al número seis de la calle Miguel de Cervantes, donde previamente unos vecinos del entorno habían "cubierto" con una lona y un tablero una inhumación aflorada a la superficie.

Dos alumnos del Instituto de Educación Secundaria (IES) Las Encinas, igualmente, habrían sido testigos de cómo estas personas cavaban en la zona con la ayuda de una pequeña pala, un cepillo y una azada, huyendo posteriormente con "una punta de lanza y unos huesos" procedentes de la mencionada inhumación. Los supuestos expoliadores, según la organización cultural, habrían sido también avistados en el entorno del propio dolmen de Montelirio, recientemente sometido a excavaciones arqueológicas de la mano de la Consejería de Cultura.

"a plena luz" del día

"Este expolio, a plena luz del día, demuestra el estado de dejadez y abandono en que se encuentran todos los dólmenes del Plan Parcial número cuatro", ha denunciado públicamente esta plataforma cultural en cuanto a estos suelos en los que fueron proyectados un geriátrico y una gran superficie comercial hasta que la Consejería de Cultura reconoció el valor de los hallazgos arqueológicos surgidos en el marco de las cautelas patrimoniales.

Los suelos en cuestión, de cualquier forma, se localizan en el ámbito de influencia de la declaración de Bien de Interés Cultural, con la categoría de Zona Arqueológica, que pesa sobre 779,16 hectáreas de los términos municipales de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán al albergar este entorno los vestigios del asentamiento prehistórico de la zona norte de la cornisa del Aljarafe. En este mismo entorno, de hecho, se localizan los dólmenes de La Pastora, Matarrubilla y Ontiveros.

Los suelos son de titularidad privada

El alcalde de Castilleja de Guzmán, Carmelo Ceba (PSOE), ha señalado al respecto a Europa Press que ni la Policía Local ni la Guardia Civil le han notificado la incidencia aludida por el colectivo conservacionista, si bien ha reconocido que los suelos del plan parcial número cuatro, de titularidad privada, no gozan de "ningún tipo de protección" física que impida el acceso a posibles expoliadores. En ese sentido, ha explicado que la empresa propietaria de los terrenos en cuestión se encuentra inmersa en un concurso de acreedores y que el Ayuntamiento no tiene poderes sobre sus suelos al carecer de su propiedad.

Sobre la presencia de los posibles expoliadores en el dolmen de Montelirio, Ceba ha recordado que la finca de 16.000 metros cuadrados en la que se alza el monumento megalítico goza de cerramiento y que los corredores y cámaras del túmulo fueron debidamente cubiertos después de que el pasado mes de enero finalizase la última campaña de excavaciones arqueológicas, coordinada por los arqueólogos Álvaro Fernández, Vicente Aycart y José Luis Escacena.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.