España denuncia que se homologa a sanitarios que no saben el idioma

  • El Gobierno lo notifica en unos informes que se elevaron a la UE.
  • Resaltan la necesidad de imponer requistos mínimos de formación.
  • Europa destaca la reticencia para permitir el movimiento de sanitarios.
Un médico atiende a una paciente en su consulta.
Un médico atiende a una paciente en su consulta.
ARCHIVO

El Ministerio de Sanidad y Política Social destaca en un informe enviado a la Comisión Europea (CE) los problemas derivados de homologar los títulos a otros profesionales comunitarios para ejercer en un país antes de comprobar el conocimiento del idioma local.

La CE hizo públicos este viernes más de 170 informes sobre la aplicación de la Directiva de reconocimiento de cualificaciones profesionales, entre los que se incluye el elaborado por el Ministerio de Sanidad y Política Social, autoridad competente para reconocer todas las profesiones sanitarias en España.

Entre las conclusiones extraídas de los diferentes informes nacionales destaca como hábito positivo el reconocimiento automático de los títulos de más de 800 profesiones debido a la armonización de sus respectivas condiciones de formación en toda la UE.

Sin embargo, cada uno de los informes remitidos por España de la homologación de títulos para trabajar en la sanidad (médicos, enfermeras, matronas, dentistas), así como para ejercer la profesión de veterinario destaca las peticiones de pacientes y contratantes para que las habilidades lingüísticas se comprueben antes de homologar el titulo que permite ejercer.

En los informes, España reconoce que nunca ha recibido en ninguno de esos campos profesionales una alerta por parte de otro Estado miembro sobre acciones disciplinarias o sanciones criminales que hayan cometido los solicitantes de homologación. Asimismo, la CE publicó el primer informe sobre la aplicación de la Directiva de reconocimiento de cualificaciones procedente de la Dirección General de Mercado Interior de la Comisión.

En el informe, el Ejecutivo Comunitario destaca la reticencia de los Estados miembros para permitir el movimiento temporal de profesionales, caso en el que España reconoce que solo ha tenido una solicitud desde el año 2009, cuando se comenzó a aplicar.

Retrasos de hasta tres años

El informe subraya los problemas en la aplicación de la directiva con retrasos de hasta tres años en su transposición por parte de algunos Estados miembros. Asimismo, coinciden en que las medidas de compensación, recogidas en la directiva en el caso de no realizarse la homologación de forma inmediata, no se han llevado a la práctica.

Los informes de las autoridades nacionales resaltan una necesidad de establecer requisitos mínimos de formación antes de ejercer en otro país así como el aprendizaje continuo. El informe que entregó España a la CE recuerda que, según la Ley de la Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), la formación continua es "un derecho y una obligación de los trabajadores" y se lleva a la práctica mediante exámenes optativos para ascender.

La Comisión realizará una consulta pública a finales de año para solicitar el asesoramiento de profesionales, empresarios, consumidores y ciudadanos sobre el funcionamiento de la Directiva de la que saldrá un informe en otoño del 2011.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento