Shanghai
Shanghai, una de las ciudades más prósperas de China. EFE

El Producto Interior Bruto (PIB) de China, la segunda economía mundial, creció un 9,6% en el tercer trimestre, según informó el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).

La tasa de crecimiento disminuyó con respecto al 11,9% registrado en el primer trimestre y el 10,3% del segundo. Además, el PIB en los nueve primeros meses de 2010 creció un 10,6% interanual.

El comercio exterior en los nueve primeros meses del año se sitúo en un 37,9%. Las exportaciones avanzaron un 34%, mientras que las importaciones lograron un 42,4%.

La inversión en activos fijos llegó en los nueve primeros meses a 2,89 billones de dólares (2,07 billones de euros), con una subida del 24% interanual.

Las ventas al por menor avanzaron un 18,3% y los tipos de interés básicos se situaron en el 5,56% Las ventas al por menor, principal indicador de consumo, avanzaron en estos nueves meses un 18,3%.

También el BNE publicó  la cifra del Índice de Precios al Consumo (IPC) que se colocó en septiembre en un 3,6% interanual, 0,6 puntos porcentuales más que en el mes de agosto cuando consiguió la tasa más alta en casi dos años.

A principios de este año, el Gobierno de China, país que el pasado año creció un 9,1%, se fijó un avance del PIB del 8% para 2010, una previsión prudente, ya que organismos internacionales como el Banco Mundial estiman que crecerá un 9,5%.

El gigante asiático incrementó en un 0,25% los tipos de interés básicos, que pasan a situarse en el 5,56%, en la primera subida ordenada desde 2007, antes de la crisis.