Según el artículo publicado en El Norte de Castilla la guerra entre la asociación segoviana Taller Cultural de Fuentepelayo y la SGAE se ha mantenido durante tres años. La SGAE reclamaba 518 euros porque el grupo teatral de discapacitados interpretó títulos de teatro con 'copyright'. La asociación se defendía argumentando que los muchachos que interpretan las obras hacían adaptaciones 'sui generis' de las mismas adaptadas a las capacidades de los actores.

Los responsables del taller siempre se negaron a pagar, pero hace unas semanas recibieron un requerimiento judicial en el que se les ponía en aviso de que si no pagaban irían a juicio. Finalmente, al Taller Cultural de Fuentepelayo no le ha quedado otra que abonar los 518 euros a la SGAE. Ahora, la SGAE afirma que este cobro se debió a un error burocrático y asegura que se devolverá este importe.

Las obras de la discordia

Los titulos utilizados en las obras interpretadas por los jóvenes discapacitados fueron los siguientes:

  • Ojos de botella de Anís de José Cañas.
  • Picnic, de Fernando Arrabal
  • La luna, de Rafael Belmonte
  • La brujita sin escoba, de Florencio Grau
  • Los milagros del jornal, de Carlos Arniches
  • Los pasteleros, de Juan Cervera

El responsable del certamen teatral, Juan Cruz Serrano, afirmaba en declaraciones a El Norte de Castilla que si los autores conocieran la medida recaudatoria de la SGAE "se les podría caer la cara de vergüenza".

La SGAE reconoce que fue un error

En declaraciones a 20minutos.es, el director de la SGAE, Juan Nebreda, ha manifestado que el cobro fue fruto de un error de la maquinaria burocrática de la SGAE, culpa de "este tipo de procedimientos mecánicos llevados a cabo por ordenadores" y consecuencia de el "alto número de expedientes" que manejan en sus oficinas.

No hay nada que reclamar al Festival, pedimos disculpas por ello y vamos a devolver el importe de esos derechos de autor

"No hay nada que reclamar al Festival, pedimos disculpas por ello y vamos a devolver el importe de esos derechos de autor", ha afirmado Nebreda.

El director de la SGAE añade que "no es el fin de la Sociedad General de Autores cobrar derechos de autor cuando no hay un fin comercial de por medio" y que la devolución de los 518 euros a esta asociación de discapacitados se va a producir "mañana mismo".

Los internautas, en pie de guerra

El caso no dejó indiferente a la comunidad internauta cuya indignación condujo a la iniciativa, apoyada por parte de la blogosfera, de escribir al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para mostrar su disconformidad con este caso.