Un tren de Cercanías que cubría el trayecto Castellón-Valencia ha arrollado una furgoneta monovolumen que se encontraba vacío a su paso por Port Saplaya, en la localidad valenciana de Alboraia. En el tren viajaban 30 pasajeros que ya han sido trasladados en autobús a la estación de Valencia Nord. No hay que lamentar heridos, según han confirmado a Europa Press fuentes de Renfe y del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) y del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia.

Los hechos se han producido a las 20.15 horas en el punto kilométrico 10 de la vía. Por el momento el tráfico ferroviario se encuentra cortado en ese punto y se ha establecido un plan alternativo de transporte entre Puzol y Fuente de San Luis. En el lugar del siniestro se está trabajando para encarrilar el primer coche del convoy, cuyo primer eje se ha salido de la vía a causa del impacto.

El punto en el que se encontraba la furgoneta está vallado, y "no se sabe cómo", el conductor ha dejado el vehículo en mitad de la vía y, a causa del impacto, medio monovolumen se encuentra debajo de la máquina y la otra mitad ha impactado en un puente.

Consulta aquí más noticias de Valencia.