Hospital Virgen Macarena
Alejo Pozo pasós sus últimos días en el Hospital Virgen Macarena. EP

Alejo Pozo, un padre que fue indemnizado con 60.000 euros por la retirada irregular de sus hijos gemelos, ha fallecido de cáncer sin poder recuperarlos pese a haber ganado 12 sentencias judiciales.

Los gemelos fueron entregados a una familia de acogida. La madre era drogadicta y murió poco después del parto

Su abogado, Gabriel Velamazán, ha informado que Alejo falleció el pasado 16 de octubre en un hospital de Sevilla y ha anunciado que mantiene abiertas dos reclamaciones económicas contra la Junta, una de ellas, por importe de 250.000 euros, por daño psicológico y la posible relación entre dicho sufrimiento y el cáncer que le costó la vida.

Alejo Pozo Ruiz cobró en julio pasado la indemnización de 60.000 euros que le otorgó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por la retirada irregular de sus hijos gemelos a su mujer -una drogadicta que falleció meses después de dar a luz- y a él, en el mismo hospital donde nacieron hace casi once años, tras lo cual fueron entregados a una familia de acogida.

"Era un excelente padre"

Desde el año 2007, el padre mantenía con sus hijos un régimen de visitas "muy limitado" que solo le permitía verlos una vez al mes, pese a que Alejo ha criado sin problemas a otra hija menor.

El rosario de resoluciones a su favor ha ido jalonando un desgaste cruel cuyo punto final ha sido el cáncer

Su abogado lo ha calificado como "un modesto maestro albañil, serio, honesto, trabajador y, ante todo, excelente padre", cuyo "rosario de resoluciones judiciales a su favor ha ido jalonando un desgaste cruel cuyo punto final ha sido un terrible cáncer".

El abogado ha comparado este caso con el de Carmen Fernández, que murió en diciembre de 2007 sin conseguir recuperar a sus hijos Iván y Sara y debido a un cáncer que los tribunales consideraron "consecuencia directa o indirecta del sufrimiento soportado", por lo que le concedieron una indemnización histórica de 1,7 millones de euros.

Reclamaciones abiertas

En el caso de Alejo, Velamazán ha informado de que mantiene abiertas dos reclamaciones, una por importe de 400.000 euros por la "merma de paternidad" al no haber podido disfrutar de sus hijos, otra de 400.000 en nombre de la hermana de los gemelos y una tercera de 250.000 euros por el daño psicológico.

En dicho daño incluye una posible relación de causa-efecto entre el padecimiento sufrido y el cáncer que finalmente le costó la vida, que le fue detectado en abril pasado.

Además, Velamazán ha recurrido ante el Tribunal Supremo los 60.000 euros concedidos por el TSJA para que sean elevados a su primera reclamación de 1,3 millones, ha explicado.

Alejo pasó sus últimos días en el hospital Virgen Macarena de Sevilla rodeado de sus hijos y hermanos, todos ellos víctimas de una "cruel hidra sin alma que cada vez cercena más libertades", sostiene en referencia al sistema de protección de menores de la Junta.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.