Representantes de Aragón, Aquitania y Midi-Pyrénées se han reunido este lunes en Huesca en una jornada en la que han participado unas 170 personas, que han coincidido en la necesidad de permeabilizar el Pirineo para mejorar la cooperación transfronteriza.

Una frontera natural de las dimensiones de los Pirineos y con insuficientes pasos y comunicaciones constituye "una dificultad más para la cooperación de las comunidades de ambas vertientes".

No obstante este inconveniente, han señalado, "hemos observado que el hecho de la cooperación transfronteriza ha calado en los ámbitos institucionales, de organizaciones sociales, centros de enseñanza, universidades y centros de investigación".

Con este bagaje de colaboración, Aragón, Aquitania y Midi-Pyrénées consideran justificado reclamar de la Unión Europea la continuidad de la Política de Cooperación Transfronteriza en el próximo periodo de programación después del 2013 "que resulta especialmente necesaria en nuestro ámbito fronterizo".

"Para lograrlo, se necesita un marco presupuestario en la Unión Europea adecuado y suficiente. Sin recursos será muy difícil poner en marcha cualquier política europea", han indicado.

Las tres regiones recuerdan el papel que en el impulso a la cooperación transfronteriza ha supuesto la Comunidad de Trabajo de los Pirineos desde su creación en 1983 y los acuerdos políticos del Gobierno de Aragón y los Consejos Regionales de Aquitania y Midi-Pyrénées suscritos en 2001.

"Sin ellos muchos proyectos muy importantes para ambas partes no podrían haberse desarrollado y citaremos como ejemplos el Consorcio para la seguridad y explotación del túnel de Bielsa o los que se están realizando para garantizar la vialidad invernal en el puerto del Portalet".

En este sentido, consideran necesario mantener esta colaboración entre Aragón, Aquitania y Midi-Pyrénées y reforzar los mecanismos de apoyo a los proyectos de cooperación de proximidad. Los participantes en la jornada han expresado su interés por nuevos espacios de cooperación que favorezcan la movilidad de los estudiantes en el ámbito pirenaico, en las universidades, la investigación y la realización de prácticas de formación profesional en empresas.

Asimismo consideran que el sector cultural, el cine y las producciones audiovisuales son una línea interesante para abrir nuevos canales de cooperación a ambos lados del Pirineo.

De los debates en los talleres se ha concluido que los proyectos empresariales contribuyen a impulsar sinergias por su complementariedad, con los beneficios de know-how que esto representa. Así, algunos eventos como relacionados con ferias o con turismo sólo se conciben si son transfronterizos.

Igualmente han resaltado las dificultades que para profundizar en la cooperación suponen las insuficientes comunicaciones, el escaso conocimiento de la otra lengua y la asimetría entre las administraciones.

Consulta aquí más noticias de Huesca.