La Federación Aragonesa de Sindicatos y Asociaciones de Médicos Titulares y de Atención Primaria (FASAMET) ha opinado este lunes que es a través de la movilidad de los concursos de traslado como "se debe garantizar la posibilidad de cambios de trabajo" de los médicos, que, igual que las ofertas de empleo, se deberían convocarse preferentemente cada dos años.

Así lo ha manifestado en un comunicado ante las protestas de un grupo de médicos de Atención Primaria y Pediatría que han aprobado el concurso-oposición convocado en 2007 en Aragón y que critican el reparto de plazas que ha realizado el Servicio Aragonés de Salud (Salud) para sus especialidades.

FASAMET ha recordado que los médicos de las plantillas de los equipos de Atención Primaria con plaza fija en Aragón son más del 80 por ciento, "muchos de los cuales están ocupando puestos de trabajo en zonas de salud periféricas desde hace varios años y tienen el mismo derecho o más para acceder a plazas de Zaragoza que los aspirantes de nuevo ingreso, respetando siempre los procedimientos reglamentarios".

Al respecto, ha apuntado que varios de los médicos que protestan "ya están ocupando plaza fija en los equipos de Atención Primaria de Aragón o de otras Comunidades autónomas y han querido utilizar la vía de la oposición para cambiar de puesto de trabajo, al estilo utilizado en la Oferta de Empleo Público extraordinaria del antiguo INSALUD de 2001, dentro de una legalidad bastante dudosa".

En este sentido, la Federación ha argumentado que la convocatoria de esta OPE "decía expresamente que las plazas convocadas eran para el acceso a la condición de personal estatutario fijo, perjudicando de forma notable a otros compañeros que habiendo aprobado no tendrán plaza, al haber obtenido un numero de orden posterior a ellos".

Además, ha asegurado, "no hemos encontrado en las bases de la convocatoria el punto donde se recogía la distribución concreta de las plazas" y "tan injusto puede considerarse que no salgan más plazas de la ciudad de Zaragoza como que hayan salido las dos únicas vacantes existentes de la ciudad de Teruel".

Falsas expectativas

FASAMET ha manifestado que "han sido falsas expectativas creadas entre los aspirantes las que han motivado este problema" y ha remarcado que el acceso de los aprobados por el turno de promoción interna, y que tienen preferencia a la hora de elegir plaza, "viene reflejado en la Ley del Estatuto Marco y hay que asumirlo como tal".

En este sentido, ha estimado que la legalidad de las decisiones administrativas "cada uno las interpreta a su manera y en beneficio propio", pero "sólo los tribunales de Justicia tienen esa capacidad", para afirmar que todos los médicos, "con seguridad, nos encerraríamos para exigir menos comisiones de servicio y menos reingresos provisionales en Zaragoza".

También todos pedirían la estructuración de todas las plazas eventuales de los Equipos de Atención Primarias existentes, entre las que se encuentran más de 30 creadas en febrero de 2009, "que desde este sindicato hemos pedido reiteradamente su incorporación a las plantillas de los centros", ha recordado FASAMET.

La Federación ha comentado que en la Oferta de Empleo Público del Gobierno de Aragón, con las transferencias sanitarias ya recibidas, para plazas de funcionarios médicos de atención primaria convocada en abril de 2004, la primera vacante elegida fue Langa del Castillo, de la zona de salud de Daroca, "así eran casi todas, se cubrieron hasta un total de 40 y nadie protestó por ello".

Necesidades de todo aragón

FASAMET ha argumentado, por otro lado, que la distribución de las plazas ofertadas se hace en función de las necesidades existentes en todos los centros de salud de Aragón y ha manifestado que "no es ninguna afrenta ejercer en un equipo de Atención Primaria de Huesca y Teruel capitales o en el medio rural".

"Todo lo contrario, han sostenido, en esos lugares es donde se pueden poner en práctica habilidades y destrezas adquiridas a lo largo del periodo formativo, en los que se atienden Urgencias con pocos medios, accidentes de carretera o laborales, infartos", situaciones "puntuales en las que el ojo clínico es tremendamente eficaz".

En esta línea, han continuado, "entendemos que debería ser obligatorio un periodo de trabajo por esos centros de salud" y "creemos que las poblaciones distintas de Zaragoza capital y del medio rural aragonés tienen el mismo derecho a tener profesionales que estén de forma fija atendiendo a la población, como ocurre en los equipos de Atención Primaria de Zaragoza", y "trabajar en esos puestos debería tener un plus adicional por sus características".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.