El partido político Unión, Progreso y Democracia (UPyD) concurrirá, en 2011, a las elecciones autonómicas y municipales de Aragón con un programa en el que reclamará la regeneración de la Administración territorial.

El Consejo Político de UPyD ha aprobado el programa marco con el que debutará en los comicios de 2011. Con un programa de naturaleza "inequívocamente nacional", marcado por propuestas para reformar a fondo el sistema electoral mediante la elección directa de los alcaldes, la portavoz nacional de la formación, Rosa Díez, ha dejado claro que su partido es "nacional" y sólo pactará con fuerzas del mismo ámbito, a las que "exigirán contrapartidas de carácter nacional".

El miembro del Consejo de Dirección de la formación y redactor del programa, Ignacio Prendes, ha detallado que la estrategia con la que UPyD acudirá a los comicios de mayo se sustenta sobre cuatro pilares básicos: en primer lugar, la regeneración del sistema político en todos sus ámbitos, especialmente, en la Administración territorial, que está "lastrando la recuperación económica del país".

Además, el programa aboga por una "nueva cultura de lo público", poniendo particular énfasis en la lucha contra la corrupción, así como en la apuesta de un nuevo modelo de ordenación del territorio y del urbanismo. La cuarta prioridad pasa por cambiar el actual sistema electoral para "devolver el poder a los ciudadanos".

UPyD, que se estrenó en las elecciones generales de 2008, afronta con fuerza el reto autonómico y municipal. Hasta el momento, ha concurrido a los comicios vascos de marzo de 2009, en los que logró un representante.

En las próximas elecciones del 28 de noviembre, presenta candidatos en Cataluña, así como en las trece comunidades que celebran elecciones en 2011, incluidas todas las capitales de provincia y un total de 166 ayuntamientos.

Hasta el 19 de diciembre, UPyD elegirá a todos sus candidatos mediante el sistema de primarias, en las que no se exigen avales porque, tal como ha afirmado Rosa Díez, portavoz del partido, "una parte del desapego que hay entre los ciudadanos, la política y los partidos se corrige no sólo cambiando la ley electoral, sino abriendo los partidos a todos los militantes para que puedan participar en la elección de aquellos candidatos que serán elegidos por los ciudadanos".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.