Menores internos
Imagen de menores internos en un centro terapéutico para menores. ARCHIVO

Las denuncias por malos tratos en el ámbito familiar se han reducido en España por primera vez en la última década a pesar del fuerte repunte en el número de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas, 57 víctimas mortales solamente desde enero, dos más que durante todo el año 2009.

Según ha informado este lunes en el Senado el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, entre julio de 2009 y el pasado mes de junio se contabilizaron 63.685 denuncias por malos tratos, un 1,6% menos que en todo el año anterior.

El ministro Rubalcaba ha alertado de que todavía quedan "muchos delitos por denunciar"Pese a que se trata de la cifra más baja de toda la década, Rubalcaba ha alertado de que todavía quedan "muchos delitos por denunciar" por lo que no quiere sacar conclusiones "precipitadas". "Hoy es un día especialmente malo", ha reconocido Rubalcaba en referencia al asesinato de una mujer y sus dos hijos en Tarragona.

Sin prejuzgar este último caso de violencia machista, el ministro ha recordado que de las 57 mujeres asesinadas este año, sólo nueve habían presentado una denuncia previa contra su agresor. Por ello, el titular de Interior ha pedido a las mujeres que sufren malos tratos a que denuncien porque "se sentirán más protegidas".

"Hemos salvado muchas vidas y estoy seguro de que salvaremos muchas más si convencemos a las mujeres de que denuncien", ha dicho. En su comparecencia ante la Comisión de Interior del Senado, en la que ha dado cuenta del balance de criminalidad del primer semestre del año, Rubalcaba se ha felicitado del descenso sostenido de la tasa de delincuencia durante los últimos años, la más baja de la última década.

Desde julio de 2009 a junio de este año la delincuencia se redujo un 1,9%, lo que supone 34.658 delitos y faltas menos que en todo 2009. Unas cifras que han permitido situar la tasa de criminalidad en ese periodo en 45,1 infracciones penales por cada mil habitantes, seis puntos menos que en el máximo histórico, alcanzado en 2002, que era de 51,2.

Baja la criminalidad

Descienden los principales indicadores, como los asesinatos y homicidios dolosos y también contra el patrimonio, en especial de los robos con violencia e intimidación, que fueron de 14,5 por cada diez mil habitantes frente a 15,9 del anterior periodo. No obstante, se sigue manteniendo, incluso sube algunas décimas, la cifra de robos con fuerza en viviendas, que se queda en 36,8 delitos por cada 10.000 viviendas.

Las investigaciones contra el blanqueo de capitales también crecen un 30%, debido según el ministro del Interior, al aumento de la eficacia de las Fuerzas de Seguridad en la persecución de este tipo de delitos.

Ha bajado la criminalidad en todas las CC AA, salvo en Galicia donde se mantiene prácticamente estable, lo que según Rubalcaba demuestra que España es uno de los países "más seguros" de la UE, y por tanto del resto del mundo. Una afirmación que no comparte el senador del PP Luis Peral que se ha preguntado cómo es posible que Suecia o Luxemburgo tengan una tasa de criminalidad "pavorosa" comparada con la de España.