El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha reclamado al Gobierno central que "no nos molesten y nos den lo que es nuestro" para afrontar el futuro en buenas condiciones, en alusión a la financiación que corresponde a la Comunitat Valenciana por su aumento poblacional. "Mientras no nos molesten y nos den lo que es nuestro, creo que tenemos todas las opciones abiertas hacia el futuro", ha recalcado.

Así lo ha señalado durante su intervención en el Foro Económico que organiza Las Provincias, en la que ha lamentado que España se encuentra en "un punto de congelación", anclada "en los niveles de 2005, pero con más paro, con falta de liquidez, con desconfianza y con algo que es fundamental, falta de proyecto nacional". "Hoy no sabemos el Gobierno de España exactamente ni qué lidera ni a quién lidera", ha dicho.

Además, ha acusado al Ejecutivo estatal de "dejar de hablar" y "de pactar con el principal partido de la oposición", mientras "lleva a la Moncloa a partidos que están en la oposición en sus comunidades autónomas" y "pacta con aquellos que no quieren que España funcione".

"No tiene sentido que los grandes acuerdos se tomen con los partidos que no creen en España y cuyo objetivo y finalidad para seguir sobreviviendo como partido es hacer que el país no funcione", ha reivindicado Camps, quien ha agregado que "el PNV, ERC, el Bloque Nacionalista Gallego y CIU son partidos políticos cuya razón de existir es que España no funcione para dar crédito y valor a su discurso político".

Camps ha ratificado que la Generalitat dedicará "mucho esfuerzo, mucha eficiencia, mucho diálogo y mucha inversión allá donde corresponda para seguir creciendo y seguir teniendo posibilidades de futuro", pero ha incidido en que la Comunitat necesita "un Gobierno central que funcione, que tome decisiones, que tenga un proyecto, una idea de España que permita a esta comunidad dinámica y con capacidad de emprender, todo aquello que necesitamos para seguir tirando hacia adelante".

Ha defendido que la "garantía y confianza" que ofrece un gobierno depende de "lo predecible que pueda ser en sus decisiones" y, en este sentido, ha criticado al Ejecutivo estatal por no ser "predecible", frente a un Consell que "no ha dado marcha atrás en las políticas que puso en marcha hace unos cuantos años" y que destinará un 83 por ciento de los presupuestos de 2011 al gasto social.

Así, Camps se ha comprometido a realizar las "inversiones necesarias para el presente y futuro de la Comunitat", a reclamar la financiación que le "corresponde" por su población y a exigirle al PP, "cuando gobierne", la ejecución de "infraestructuras fundamentales" como el AVE a Alicante y a Castellón, el Corredor Mediterráneo y el trasvase del agua del Ebro.

Acordar "un marco global estable"

El jefe del Consell ha reclamado al Gobierno central que se siente con los agentes sociales para alcanzar "un marco global estable" con acuerdos sobre la reforma laboral, las pensiones y la edad de jubilación, entre otras cuestiones, y "también con las entidades financieras y con las empresas" para tratar de "inyectar más liquidez a nuestro tejido productivo".

"Necesitamos confianza, un proyecto serio y solvente para poder seguir tomando las decisiones que nos corresponden, personalmente o empresarialmente" puesto que la confianza "es un elemento fundamental de la economía de mercado", ha sentenciado.

Camps ha resaltado que la Comunitat Valenciana es "un ejemplo de comunidad autónoma que invierte, que mira al futuro, que es ambiciosa, que genera prosperidad, que se ha modernizado, que tiene mejores equipamientos, que sabe por donde tiene que ir, pero además, leal con el resto de España".

Ha destacado que en los últimos años han logrado "cambiar la fisionomía de nuestro territorio y modernizar la Comunitat", hasta tener "unas opciones y unas posibilidades de futuro que antes no teníamos, de bienestar y de expectativas para los próximos años".

De hecho, durante el coloquio posterior, Camps ha resaltado las inversiones extranjeras que recibe la región y la apuesta que realizan en la Comunitat grandes compañías como Ford o Iberdrola Renovables, así como los buenos niveles que presenta en exportación y producción industrial.

También ha defendido los beneficios que ha reportado a la Comunitat la apuesta del Consell por los grandes eventos, que seguirá dando resultados en el futuro.

Bancaja y cam "más fuertes que nunca"

Por otro lado, preguntado por si no habría sido preferible que se fusionaran Bancaja y Caja Mediterráneo (CAM) para contar con una caja valenciana más fuerte, ha remarcado que ambas entidades "son más fuertes que nunca" y "siguen siendo nuestras".

Ha hecho hincapié en que, con su integración en sendos Sistemas Institucionales de Protección (SIP), no han perdido fuerza, capacidad de decisión ni influencia, mientras que han ganado tamaño y capacidad de financiación. Es más, ha recalcado que "hoy tienen más capacidad para captar fondos para invertir en la Comunitat Valenciana".

Consulta aquí más noticias de Valencia.