El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, ha dado a conocer este lunes, en Albacete, la detención de "siete personas como integrantes de una organización dedicada al robo con fuerza en las cosas", en una operación que se ha desarrollado en las provincias de Albacete y Murcia y que ha permitido la recuperación de un total de 2.600 kilos de hilo de cobre y 1.400 litros de combustible, entre otros materiales.

Así lo ha dado a conocer, en rueda de prensa, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, que ha detallado que los detenidos operaban en el límite de la provincia de Albacete con la de Murcia y en localidades de Murcia como Jumilla, donde se han producido las detenciones.

Díaz-Cano ha comentado que los detenidos operaban en el límite de ambas provincias y ha reconocido que la cantidad de cobre recuperada "no es fácil ni habitual" ya que, en estos casos, los delincuentes "suelen deshacerse del material en pequeñas cantidades y con inmediatez".

De los siete detenidos, cinco de ellos lo han sido como presuntos autores de delitos de robo con fuerza, a los que se les imputan "al menos nueve delitos" y las otras dos personas están detenidas por receptación de los objetos robados. Con el material robado, al parecer, ha dicho el delegado, ya tenían apalabrado los dos últimos 9.000 euros por el hilo de cobre ahora recuperado.

Sólo dos en prisión

Según Díaz-Cano, de momento "únicamente hay dos personas en libertad provisional" y son un matrimonio, él español y ella lituana, considerados como "los cabecillas del grupo"; el resto, tres españoles y dos lituanos, "están en libertad con cargos" y la mayoría residían en el municipio murciano de Jumilla.

La 'Operación Retiro', como así la ha identificado el delegado del Gobierno, "no está cerrada y que no se descartan nuevas detenciones" ya que se lleva investigando desde el 29 de enero pasado, como consecuencia de un robo en la cooperativa San José, de Ontur (Albacete), donde los ladrones se llevaron 6.000 litros de aceite envasado. Sin embargo "en el momento de la detención, los arrestados sólo tenían ya dos garrafas de este aceite".

En poder de los detenidos también había sustancias estupefacientes, en concreto, un kilo de hachís y 29 gramos de cocaína, además de básculas de precisión, que, para Díaz-Cano, significa que "los delincuentes estaban diversificando sus líneas de actuación" y se estaban "iniciando" en el tráfico de drogas. También tenían 10.070 euros en metálico.

La Guardia Civil localizó a los detenidos los pasados 13 y 14 de octubre, siguiendo el rastro de aceite que dejó, debido a un golpe que sufrió el camión, el vehículo en el que transportaban el cobre hasta el almacén que tenían en Jumilla.

Díaz-Cano ha agradecido el trabajo realizado por los agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Albacete, con efectivos de la Guardia Civil de Jumilla y agentes de la Policía Local de esta localidad y ha insistido que, con esta operación, "se desarticula un grupo muy activo que estaba creando alarma en la provincia de Albacete, en el límite con la provincia de Murcia".

El juzgado número 2 de Hellín está tramitando las diligencias por los delitos de robo y las de tráfico de drogas las tramita el juzgado de Jumilla.

Consulta aquí más noticias de Albacete.