La Policía Local de Salamanca está llevando a cabo, entre los días 18 y 22 de octubre, controles "especiales" sobre el transporte escolar y de menores, tal y como informaron fuentes municipales.

Esta campaña se efectúa en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT) y en cumplimiento del Plan Nacional de Seguridad Vial, "sin perjuicio de la vigilancia normal que se realiza durante todo el año".

El objetivo de esta iniciativa consiste en lograr que todos los vehículos dedicados al transporte escolar cumplan con los requisitos sobre condiciones de seguridad en el transporte escolar y de menores que se recogen en el Real Decreto 443/2001.

En estas inspecciones de control, que se efectúan en los centros docentes de destino de los autobuses escolares, se supervisan, por un lado, las autorizaciones genérica y especial de cada vehículo, la ITV, el seguro obligatorio y el de responsabilidad civil, el permiso de conducción y la autorización especial de cada conductor, así como su estado físico y la posible presencia de alcohol en la conducción.

Por otro lado, se inspeccionan los dispositivos de funcionamiento de las puertas de servicio y emergencia, la utilización de los sistemas de retención y de los cinturones de seguridad, los dispositivos luminosos y la señalización específica de transporte escolar, la manipulación del tacógrafo, el exceso de tiempo de conducción o la minoración de los descansos.

En Salamanca las inspecciones de control se están realizando en todos los colegios e institutos que son estaciones de destino del transporte escolar tanto urbano como interurbano.

El pasado año, con ocasión de una campaña similar, no se registró una sola infracción a la normativa sobre el transporte escolar y de menores, verificándose que todos los vehículos inspeccionados en el término municipal de Salamanca cumplían estrictamente los requisitos de seguridad y control previstos por la legislación vigente en la materia, concluyó el Ayuntamiento.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.