El sindicato CSIF ha convocado huelga de médicos en el Hospital de Laredo a partir del próximo 4 de noviembre ante la actitud de la dirección del centro, "cerrada a cualquier tipo de negociación" sobre las condiciones de trabajo de los facultativos.

Según ha informado el CSIF en un comunicado, los médicos del hospital han decidido tomar esta medida, en una asamblea celebrada esta mañana, ante la actitud "intolerante" del gerente del Hospital, Antonio Merino, que "se ha negado" a ofrecer una respuesta a los facultativos y a negociar "cualquier tipo de alternativa".

La decisión ha sido respaldada y apoyada por CSIF, que después de solicitar "sin éxito" la celebración de una mesa de negociación, ha decidido convocar la huelga a partir de esa fecha.

El sindicato ha explicado que los médicos demandaban una respuesta en relación con la alternativa que presentaron a los cambios introducidos "unilateralmente" por la dirección, que "no han sido negociados" ni con el colectivo médico ni con las organizaciones sindicales, y que "distorsionan gravemente" la organización de los servicios prestados a los usuarios.

Según CSIF, la Gerencia del Hospital ha decidido, sin contar con la representación del personal, introducir modificaciones en la jornada y horario de trabajo, tanto de consultas como de quirófano, lo que afecta no sólo a este personal sino al resto de empleados del centro y a los pacientes.

Para el sindicato, esta medida es "absolutamente ilegal", ante la falta de negociación con los trabajadores y el "incumplimiento" de los acuerdos anteriormente pactados. Entre otras razones, incumple, en su opinión, el Estatuto Marco del personal estatutario, dado que sería "imposible" cumplir el período de descanso mínimo entre jornadas, al margen de la "negativa incidencia" que ello tendrá en la calidad del servicio sanitario.

CSIF y el colectivo de médicos del hospital lamentan que la "falta de diálogo" por parte del gerente y del Servicio Cántabro de Salud, hayan determinado la adopción de "tan extrema medida", a la que, a su juicio, no habría sido necesario llegar si los responsables de la Administración sanitaria hubieran adoptado una actitud "más dialogante"

Por ello, manifiestan su disposición para "reconducir" esta situación, ofreciendo la posibilidad de llegar a un acuerdo en los foros de diálogo correspondientes.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.