Delegados de la CIG y representantes de comités de empresa de firmas del sector de la automoción de la comarca de Vigo de este sindicato han acudido este lunes a las instalaciones del Cluster de Empresas de la Automoción de Galicia (Ceaga) y han solicitado una reunión "inmediata" con el director de la planta de Vigo de PSA Peugeot Citroën, Pierre Ianni; y el gerente del cluster, Francisco Anguera; para que se comprometan a que las piezas de los nuevos modelos de la factoría se produzcan en auxiliares de la comarca.

El representante de la Coordinadora de Automóvil de la CIG, Xosé Francisco Miranda Vigo, ha demandado que los encargos de piezas para los nuevos vehículos que fabricará PSA se realicen en empresas de la zona y "no se desvíen" a otros países de bajo coste, como pueden ser Rumanía, Portugal o Argelia. En este sentido, ha advertido de que las deslocalizaciones podrían llevar al cierre de la industria auxiliar y, por tanto, a la pérdida de miles de puestos de trabajo.

Miranda Vigo ha afirmado no entender "por qué no se apuesta" por las empresas de la ciudad y su zona de influencia, que están "altamente tecnificadas" y buena productividad, y cuyo personal ha asumido "sacrificios" como pueden ser medidas de flexibilidad o Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) —derivados de la bajada de producción de automóviles—.

De igual modo, ha explicado que se trata de empresas que "se nutren de ayudas de la Xunta, del Gobierno y de la UE" y, por tanto, ha afirmado no entender que "este dinero no se utilice para crear empleo y riqueza en la comarca".

El sindicalista de la CIG ha explicado que el temor de los trabajadores del sector viene fundado por algunos casos que ya se les han comunicado. Así, alude al hecho de que TRW deslocalizará la producción de volantes y airbags a Portugal y que la empresa Componentes de Vehículos de Galicia no producirá moquetas para los nuevos modelos de la planta de PSA.

El representante de la Coordinadora de Automóvil de la CIG ha señalado que la explicación que se les da para los desvíos son cuestiones de tipo salarial. Sin embargo, considera que los sueldos del sector "no son abusivos —según afirma, el base está entre 1.000 y 900 euros— a no ser que quieran que sean como en Portugal, Rumanía o Argelia", criticó. MOVILIZACIONES

Un grupo de delegados y miembros de comités de empresa acudió hasta las instalaciones de Ceaga en Vigo y las ocupó durante un tiempo con el objetivo de aprovechar una reunión del patronato del cluster y poder expresar su reivindicación a Ianni y Anguera, si bien cuando llegaron no encontraron a ningún directivo.

En todo caso, ha asegurado que la de este lunes es la primera de una serie de movilizaciones que se mantendrán mientras no se asuma el compromiso demandado. Así, Miranda Vigo ha afirmado que incluso están dispuestos a convocar una huelga en todo el sector.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.