La Junta lleva invertidos más de 1,8 millones de euros en actividades desarrolladas en materia de igualdad laboral dentro del programa Igualem, gestionado por la Consejería para la igualdad y Bienestar Social, a través del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), según ha indicado el consejero de Empleo, Manuel Recio, quien, no obstante, reconoció que "sigue existiendo un techo de cristal en muchísimos sectores".

Los consejeros de Empleo y para la Igualdad y Bienestar Social, Manuel Recio y Micaela Navarro, respectivamente, han inaugurado en Sevilla las Jornadas Formativas sobre Igualdad en las Empresas, organizadas por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), en el marco del programa Igualem que desarrolla la Junta en colaboración con los sindicatos CCOO y UGT para erradicar las discriminaciones en el mercado laboral por razón de género.

Esta iniciativa, gestionada por la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, a través del IAM, ya ha formado en lo que va de año a 318 empresas para incorporar a su gestión la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, de las cuales el 57,2 por ciento son privadas, mientras que el 26 por ciento del total ya cuenta con planes de igualdad.

En total, en las jornadas formativas previas que se han desarrollado este año en las ocho provincias andaluzas han sido formadas 829 personas en materia de igualdad de oportunidades en las empresas, el 79,4 por ciento de las cuales eran mujeres.

Asimismo, este programa ha contribuido a que ya el 90,8 por ciento de los convenios colectivos que se han firmado en lo que va de año en las empresas ubicadas en Andalucía incluyan alguna cláusula de igualdad de género.

El consejero Manuel Recio ha defendido en su intervención la apuesta que se realiza desde Empleo por la igualdad de oportunidades en el ámbito laboral, competencias que se desarrollan a través de la Dirección General de Trabajo, así como en materia de conciliación. Al respecto, Recio ha señalado los incentivos a la contratación de personas demandantes de empleo para sustituir a personas trabajadoras que se encuentren en excedencia o reducción de jornadas para el cuidado de sus hijos e hijas, por motivos de maternidad, adopción o acogimiento, entre otros motivos.

Asimismo, el consejero recordó el apoyo realizado para "favorecer la presencia de la mujer en aquellos sectores económicos en los que se encuentre menos representada, en el marco de los nuevos yacimientos de empleo".

Recio, quien ha recordado que este proyecto Igualem es un compromiso hasta 2013, considera que la sociedad andaluza "no puede permitirse el lujo de que la mujer no esté en igualdad de condiciones en los puestos de trabajo".

Para el consejero, la incorporación de la mujer "aumenta la riqueza y el futuro y los asuntos relacionados con la igualdad deben tener un papel importante y contemplarse en la Responsabilidad Social Corporativa (RSC)".

Recio ha apuntado que desde el punto de vista normativo, en materia de igualdad "se ha recorrido un largo camino y no hay ningún problema, pero cuando vamos a la práctica, las mujeres tienen un techo de cristal en muchísimos sectores y no alcanzan puestos directivos ni de relevancia en empresas públicas ni privadas, y ese lujo no nos podemos permitir".

Asimismo, ha apuntado que "sigue siendo patente la desigualdad de retribuciones salariales entre hombres y mujeres", con una brecha salarial del 20-25 por ciento, porcentaje por debajo de la diferencia salarial en otras comunidades autónomas.

"Tenemos que luchar contra ese techo de cristal en el desempeño de tareas profesionales y desigualdades retributivas", aseveró el consejero, quien en materia de embarazo, apostilló que "nadie despide a una mujer por quedarse embarazada pero sus carreras profesionales se ven condicionadas por la maternidad y este programa trata de paliar esa sensación".

Aumentar la competitividad

Tanto Recio como la consejera para la Igualdad, Micaela Navarro, consideraron que "desde la perspectiva económica la natalidad es importante y también lo es la incorporación de la mujer al mercado laboral".

En ese sentido, Navarro ha indicado que "se habla de baja tasa de natalidad, y la maternidad y paternidad son un derecho de hombres y mujeres, pero tiene un efecto económico y social importantísimo y no puede ser que si no nacen niños haya un problema económico para la sociedad pero si nacen niños las mujeres tienen un problema".

Por ello, la consejera destacó que Igualem "propone medidas dirigidas a las familias para conciliar la vida familiar y laboral", y abogó por "aplicar medidas diferentes para evitar la desigualdad".

Resaltó asimismo que los planes de igualdad que se desarrollan en las empresas "son una forma de aumentar la competitividad y la productividad" y consideró necesario "tener en cuenta las necesidades diferentes de hombres y mujeres para lograr la conciliación y que las mujeres tengan las mismas oportunidades laborales y de desarrollo personal y todo ello tendrá repercusión directa en la productividad y competitividad de la empresa".

Navarro, que recordó que en esos planes participan los sindicatos, encargados de velar, vigilar y evaluar el desarrollo de planes de igualdad, destacó asimismo importante que "haya cláusulas en los acuerdos de Concertación dirigida a lo que tiene que ver con la igualdad en el empleo".

El programa igualem

La Junta ha firmado este año un nuevo convenio con los sindicatos CCOO y UGT para desarrollar hasta 2013 el programa Igualem, que se puso en marcha en 2007 con el objetivo fundamental de favorecer la incorporación de la igualdad de oportunidades en la gestión empresarial, de forma que incluya condiciones laborales más equitativas entre mujeres y hombres.

Además, Igualem prevé la elaboración de un nuevo documento informativo que responda a las preguntas más frecuentes que les puedan surgir a las empresas que se acercan por primera vez a la planificación de la igualdad de oportunidades, a las que también se les ofrece asesoramiento sobre la legislación vigente y el proceso para la elaboración de un plan de igualdad.

En el convenio se establece que personal técnico del IAM y de los sindicatos firmantes llevarán a cabo sesiones formativas en todas las capitales andaluzas para enseñar a las empresas las buenas prácticas en materia de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Igualmente, la Junta firmará un convenio de colaboración con las empresas participantes en el programa para hacer durante dos años un seguimiento del plan de igualdad que elaboren.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.