La Red Europea de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social en Castilla-La Mancha (EAPN-CLM) ha valorado que la Ley de Servicios Sociales de Castilla-La Mancha, en tramitación parlamentaria, contemple la creación de una Renta Básica de Ciudadanía, que pretende garantizar unos ingresos mínimos para aquellas personas que sufren mayores dificultades económicas.

Así lo ha expresado el presidente nacional y director regional de esta organización, Carlos Susías, en la rueda de prensa que ha ofrecido junto con el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Pardo, previa al encuentro que han mantenido en el parlamento regional.

Respecto a la cuantía de esta renta para que una familia pueda sobrevivir, Susías ha defendido que el Proyecto de Ley debe hacer referencia primero a su creación, y "después se debería realizar un proceso de construcción de la misma, porque afectaría a otro tipo de prestaciones, y por tanto, sería necesario hacer un estudio más concreto".

Así las cosas, ha añadido que dicha cuantía dependería del nivel de renta de cada CCAA, "y en ese caso tendríamos que buscar una renta de ciudadanía que por un lado permitiese a la gente salir de la situación de pobreza, pero que no sea un desincentivo para abandonar la búsqueda activa de empleo".

No obstante, el responsable nacional de EAPN se ha afirmado que si la media de pobreza en Castilla-La Mancha no llega a los 500 euros, "podríamos esta hablando de esa cantidad, pero eso vendrá más adelante, una vez se reconozca primero ese derecho".

Dicho esto, Susías ha precisado que las políticas de inclusión social son políticas de desarrollo, "no son una carga, y gracias a ella en Castilla-La Mancha, por ejemplo, vemos cómo los índices de desigualdad son los más bajos de España, aunque eso no evita que tengamos que trabajar".

Es por ello que EAPN propuso un Pacto Regional de Inclusión Social y adoptar medidas legislativas, como el caso de la Ley de Servicios Sociales, que viene a actualizar a la anterior, que es muy "antigua" , y que según ha resaltado, ha sido consensuada de la mano de las organizaciones sociales.

Por su parte, el presidente de las Cortes castellano-manchegas ha expresado el apoyo de la institución que preside al Pacto Regional por la Inclusión social, propuesta por EAPN, al tiempo que ha valorado que la Mesa de las Cortes de este lunes haya calificado el Proyecto de Ley de Servicios Sociales, que recoge esa Renta Básica de Ciudadanía, dándole un "trámite rápido".

Pardo ha comenzado su intervención aludiendo al IV encuentro-seminario sobre exclusión social, organizado conjuntamente con la Red Europea de Lucha contra la Pobreza, EAPN Castilla-La Mancha, y celebrado en las Cortes de Castilla-La Mancha, institución, ha ensalzado, que ha querido ser "un espacio desde donde hagamos un llamamiento a toda la sociedad y administraciones públicas para luchar contra la pobreza y la exclusión social, y sobre todo dar un aldabonazo para evitar que la crisis sea una coartada para la insolidaridad".

"Esta iniciativa que compartimos con EAPN tiene que ver con un acuerdo de todas los parlamentos regionales del país de adoptar los Objetivos del Milenio y acabar con la pobreza", algo que a juicio de Pardo es "intolerable en un mundo de abundancia".

Dicho esto, ha afirmado que "la lucha contra la pobreza es un imperativo moral, una obligación que tenemos con nosotros mismos", al tiempo que ha defendido que en Castilla-La Mancha se está apostando por un desarrollo "solidario", y un modelo de sociedad "justo" que "no deje a nadie tirado en el camino".

"Castilla-La Mancha no es una de las regiones más ricas, pero si una de las regiones que más ha avanzado en cohesión social en los últimos años, y una de las regiones que con mayor decisión ha apostado por la cooperación al desarrollo, como un instrumento para acabar con la pobreza fuera de nuestras fronteras", ha resaltado el presidente de las Cortes, que ha finalizado valorando el papel que las organizaciones sociales han llevado a cabo en este concreto.

Consulta aquí más noticias de Toledo.