Caja Madrid espera que el próximo 1 de enero comience a funcionar el Sistema Institucional de Protección (SIP) que integra junto a Bancaja, Caja de Ávila, Caja Rioja, Caja Segovia, la Caja Insular de Ahorro de Canarias y Caixa Laietana, según informaron fuentes de la entidad.

El SIP contará el año próximo con su propio equipo directivo y está trabajando para que al término del presente ejercicio esté ya ultimada su composición.

Fuentes de la caja madrileña indicaron que corresponde a la entidad resultante decidir sobre el cierre de oficinas que el SIP debe llevar a cabo para reducir costes.

En este sentido, Caja Madrid siempre ha manifestado que en un entorno estable y como entidad independiente, el número óptimo de oficinas es de unas 2.000, 165 menos de las que dispone actualmente su red (2.165 sucursales). Sin embargo, la entidad ha recordado que el plan estratégico del SIP tiene como objetivo la reducción de costes y que la caja ya ha cerrado 14 oficinas desde el cierre de 2009.

Asimismo, Caja Madrid ha señalado que el sector financiero español tendrá que hacer un ejercicio de reestructuración, ya que el sistema en su conjunto no va a poder mantener el nivel actual de la red existente ahora.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.