Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos hombres que se hacían pasar por guardias civiles en burdeles de Lleida para sacar dinero a algunas prostitutas sin papeles a cambio de no denunciarlas, según ha explicado a Europa Press la policía catalana.

Los dos hombres entraban en los pisos, enseñaban placas falsas del Instituto Armado y amenazaban a las prostitutas inmigrantes con denunciarlas si no les daban entre 400 y 500 euros.

Los Mossos fueron alertados por prostitutas de un club en el que los dos detenidos las intentaron coaccionar por segunda vez, y los agentes pudieron arrestar a uno de ellos 'in fraganti'.

Al día siguiente detuvieron al segundo hombre, que llevaba una pistola con la que supuestamente amenazaba a las mujeres.

Los hombres, de 19 y 30 años y vecinos de Alpicat y Lleida, fueron detenidos los días 10 y 11 de octubre. Los Mossos les acusan de un delito de coacción y otro de usurpación de la función pública en al menos tres pisos de prostitutas en Lleida, aunque la investigación continúa abierta.

Consulta aquí más noticias de Lleida.