El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, ha lamentado que el presidente y la vicepresidenta regional, Miguel Ángel Revilla y Dolores Gorostiaga, "no quieran dar la cara" en la Comisión Bilateral que se celebrará el próximo miércoles. No obstante, el regidor confía en que en la reunión haya "un cambio de actitud" por parte del Gobierno hacia la ciudad.

El regidor ha asegurado en este sentido que desde el Consistorio acudirán al encuentro "con la máxima colaboración" y "la mano tendida", y ha recordado que han prestado "todo el apoyo" al Gobierno en cuanto les han pedido.

Entre otros ejemplos, ha citado la colaboración para desbloquear la construcción del edificio Moneo, ampliar el Parque Científico y Tecnológico, la reordenación de las vías ferroviarias y los espacios portuarios, el proyecto de La Remonta o la implantación de las sedes judiciales en el edificio Tabacalera.

"Con esa voluntad vamos a la reunión", ha apostillado De la Serna, quien confía en que haya "un cambio de actitud" del Gobierno hacia Santander.

Ha recordado así que en la Comisión Bilateral del año pasado, el Ejecutivo "dijo no a todo" lo planteado por el Ayuntamiento, lo que contrasta con el "sí" dado por la Administración Local en diferentes asuntos.

Por último, y en relación a los proyectos que planteará la capital, el alcalde ha indicado que se darán a conocer al término de la reunión.

De la Serna ha respondido así a preguntas de los periodistas sobre las expectativas del Ayuntamiento de cara a ese encuentro.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.