Caja Madrid
Parte de  los beneficios de Caja Madrid se han destinado a provisiones. EP

Caja Madrid obtuvo un beneficio neto atribuido de 232 millones de euros entre enero y septiembre de este año, un 62,8% menos que en el mismo periodo de 2009, ya que optó por destinar 1.100 millones de sus ingresos al aumentar su dotación a provisiones.

Según informó este lunes la caja, de los 1.100 millones de euros dotados, 871 correspondieron principalmente a provisiones por deterioro de activos financieros, mientras que otros 224 millones se destinaron a cubrir la depreciación de activos no financieros.

224 millones se han destinado a cubrir la depreciación de activos no financierosEn esta última cantidad se incluye una dotación de 60 millones por la entrada en vigor de la nueva circular del Banco de España, que exige atesorar mayores cantidades, entre otras razones, por los activos inmobiliarios que llevan en balance más de dos años.

El conjunto de dotaciones ayudará a afrontar una tasa de morosidad que acabó en el 5,4% al término del tercer trimestre, prácticamente igual que el 5,38% de hace un año y el 5,39% de finales de junio. No obstante, en términos absolutos, el saldo de dudosos se redujo en 302 millones en los últimos tres meses.