El presidente de Cajasol, Antonio Pulido, ha subrayado la "obligación" de las entidades financieras de ser más "exigentes, ya que es bueno que no se considere el dinero fácil", una situación ante la que ha garantizado "ningún proyecto en Andalucía que tenga futuro carecerá de financiación".

A preguntas de los periodistas, tras participar en las jornadas 'Economía social y colegios profesionales de economistas', Pulido ha insistido en que no se puede considerar "dinero fácil a un bien escaso". "Es nuestra responsabilidad velar por dar garantías al deposito de los impositores", añade el directivo, que apunta que "ningún proyecto andaluz que consideremos que tiene viabilidad va a estar falto de financiación, ya que las entidades estamos para apoyar a todas las iniciativas con recorrido".

"No es que seamos más exigentes, sino que tenemos la obligación de serlo con las economías productivas como garantia a nuestros impositores. Me niego a decir que no hay fluidez, porque no hay ningún proyecto en Andalucía que tenga futuro y que no tenga financiación", reitera Pulido.

En este marco, ha mostrado su "optimismo" ante las "primeras luces sobre la posible salida" de la situación actual, "que es muy complicada". "Este camino será posiblemente de altibajos y que nadie espere que de un día para otro se produzca un punto de inflexión", señala Pulido, que apunta a "un mayor dinamismo en las iniciativas productivas junto con las entidades financieras, que dan su impulso para que sea más rápido, más contundente y más seguro".

El máximo responsable de Cajasol ha dejado claro que es el momento de que la economía social "saque pecho", ya que tiene "mucho que aportar ante la crisis al introducir un concepto nuevo, más cercano y humano, a la actividad económica". Así, recuerda que la situación actual es la "más complicada de los últimos 50 años", ante la que hay que sacar "nuevas fórmulas e instrumentos para afrontar esta nueva realidad, donde la economía social tiene mucho que decir".

En la misma línea, el presidente de la Confederación de Entidades para la Economía Social de Andalucía (Cepes-A), Antonio Romero Moreno, ha demandado más financiación y la agilización de determinadas medidas de impulso al emprendimiento en este área.

"Hay ganas de emprender pero falta una pata, ya que la crisis financiera sigue estando presente y es necesario ir caminando para que se baje la tasa de desempleo", declara Romero, que insiste en la necesidad de "agilizar determinadas medidas para salir del bache en el que estamos". "Pero hay datos para la esperanza, porque hay personas dispuestas a trabajar para salir, aunque hay que darle instrumentos para ello", continúa.

En este sentido, recuerda que el conjunto de la economía social aporta al Producto Interior Bruto (PIB) andaluz dos puntos más que el turismo y que no constituye en sí misma una "solución" a la crisis, "pero sí forma parte de ella, al resistir más que el resto ante la actual coyuntura".

Por su parte el decano del Colegio de Economistas, Guillermo Sierra, ha manifestado que la economía social está generando empleo ante la crisis, gracias al "empeño de la gente de salir del agujero negro del paro ante una situación que no es fácil de recomponer". Así, ha recordado que el 15 por ciento del PIB ha sido "destruido" por el sector inmobiliario.

"Apostamos por generar empleo y contribuir al PIB", ha sentenciado Sierra, que se ha mostrado "totalmente abierto" a la economía social.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.