Las cinco personas que han sido detenidas en el marco del operativo antidroga en relación con el alijo de 513 kilos de cocaína interceptado la semana pasada en el puerto pontevedrés de Marín han comenzado a pasar a disposición judicial en el juzgado de Lugo que coordina la operación.

Según han confirmado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, los cinco arrestados en los últimos días por su supuesta vinculación con el alijo prestarán declaración en el Juzgado de Instrucción Número 3 de Lugo.

Este juzgado lucense es el que dirige la jueza Estela San José, encargada de coordinar la operación, en la que participan distintas unidades de la Policía Nacional, Guardia Civil y Vigilancia Aduanera.

El mercante en el que iba el contenedor con la droga partió del puerto de Guayaquil, en Ecuador, y la intervención en Marín se produjo el miércoles pasado cuando agentes de la Comandancia de Pontevedra examinaron el contenedor que llevaba varios días bajo vigilancia.

El Instituto Armado ha remitido varias muestras de la droga a sus laboratorios para determinar su pureza. Se trata del tercer alijo de importancia en lo que va de año en el Puerto de Marín y, precisamente, uno de los anteriores también procedía del mismo país sudamericano.

El contenedor quedó precintado en la terminal de descarga de fruta, junto a la dársena pesquera, después de abandonar el puerto el mercante que lo transportaba.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.